Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Juan Pulgarín Acosta - juanfpulgarin@hotmail.com Martes, 4 de septiembre de 2012

Es innegable el carácter practico que el Arbitraje reporta a los empresarios, ya que este proceso se ajusta a la necesidad de los negocios que reclaman una pronta y ecuánime administración de justicia y paralelamente les ofrece a los empresarios en conflicto un ahorro en los gastos propios que genera la resolución de las controversias, lo que es útil desde el punto económico, y financieramente les genera valor.

En cuanto a la rapidez en la resolución de los conflictos que ofrece el arbitraje podemos decir que nos encontramos ante una de sus ventajas indiscutibles en comparación con la justicia ordinaria, ya que este trámite, según la ley, y sin perjuicio de las suspensiones a que haya lugar, tarda seis (6) meses contados  desde la finalización de la primera audiencia de trámite (aquella en la cual el tribunal arbitral decide sobre su competencia para conocer el conflicto y sobre las pruebas solicitadas), a menos que las partes señalen un término de duración diferente. Este periodo inicial de duración puede extenderse hasta por seis (6) meses más. Expresamente la ley 1563 establece que durante el término de duración del tramite arbitral, bien el dicho por la ley o por las partes, deberá proferirse y comunicarse a las partes la decisión de los  árbitros (laudo arbitral) igual que las aclaraciones, correcciones o adiciones al mismo.

En cuanto a la especialidad en la resolución de los conflictos se advierte otro de los rasgos atractivos y distintivos del arbitraje. La razon de esta afirmacion se desprende de la existencia de listas de arbitros que agrupan a profesionales de diversas disciplinas y los segmenta de acuerdo con la experiencia y la especializacion de los mismos. De esta forma se asegura que personas con la formacion  apropiada, competentes y competitivas conoceran y decidiran los conflictos puestos a su conocimiento. Esto favorece la confianza de las partes en conflicto en la decision que toman los llamados a resolverlo. A no dudarlo las dos características ya anotadas del Arbitraje desestiman el incumplimiento eficiente de los contratos, concepto jurídico-empresarial que grosso modo se ve atractivo para el contratante que advierte en el incumplimiento del contrato, y confiado en la tardanza en el administración de justicia, una oportunidad financiera de obtener una utilidad, aun descontados los gastos imputables al incumplimiento.

Por ultimo, si bien son múltiples las novedades introducidas por la ley 1563 de 2012, resalto especialmente estas dos: a) en virtud de la derogatoria expresa del artículo 194 del Código de Comercio, podrán someterse a arbitramento las contradicciones a la existencia, validez o legitimidad de las decisiones que tomen las Asambleas Generales en las sociedades por acciones y la Junta de Socios en las sociedades de personas, esta posibilidad existe sin perjuicio de las competencias de la Superintendencia de Sociedad según el articulo 24 numeral 5 de la ley 1564 de 2012; b) en virtud de la derogatoria expresa del numeral 12 del articulo 43 de la ley 1480 de 2011, que consagraba la ineficacia de pleno derecho de las clausulas que obliguen al consumidor a acudir a la justicia arbitral, se podrá acordar la sujeción a este procedimiento rápido y especializado para resolver los conflictos entre productores o proveedores y los consumidores, lo que dará lugar a lo que se conoce como Arbitraje de Consumo. Esta posibilidad existe sin perjuicio de la competencia de los jueces civiles de circuito para decidir en primera instancia a través del procedimiento verbal sumario los procesos que versen sobre violación a los derechos de los consumidores y de las competencias de la Superintendencia de Industria y Comercio, según lo establecido en los artículos 20 y 24 del Código General del Proceso, ley 1564 de 2012. Tienen pues los empresarios en el arbitraje una herramienta  rápida, especializada y a costos razonables para resolver los diferentes conflictos que se presentan en el ejercicio de los negocios. Es una herramienta altamente recomendable que busca “soluciones prácticas para problemas prácticos”.
 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.