Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa Jueves, 12 de diciembre de 2013

La Fiscalía General de la Nación ordenó el archivo de la investigación contra el Fondo de Vigilancia y Seguridad de Bogotá (FVS) tras la denuncia de la Contraloría, que había alegado aparentes irregularidades en la contratación de 100 motocicletas eléctricas para el servicio de vigilancia de la ciudad.

En su momento, el denunciante argumentó que el FVS habría incurrido en los delitos de contrato sin cumplimiento de requisitos legales, interés indebido en la celebración de contratos y peculado, por haber faltado a la transparencia y la no selección objetiva en la contratación de dicho servicio, entre otros.

Dicho acuerdo fue suscrito en 2012 para la entrega las motocicletas marca Zero de origen americano, a la firma Colombia Northbound Tecnologies (NBT) por la suma de $4.357 millones, con destino a la Policía Metropolitana de Bogotá.

Ante dicha eventualidad, se ordenaron diferentes diligencias investigativas entre las que se encuentran entrevistas, inspecciones, valoraciones técnicas, entre otras, por parte de la Fiscalía, lo que llevó a la conclusión de que no se incurrió en dichos delitos.

“No se pudo establecer que haya existido violación al principio de transparencia (…) no se ha confirmado ningún tipo de conducta contenida en el contrato (…) no hay pruebas que sustenten la carencia de requisitos del contrato” puntualiza el fallo conocido.

El ente acusador explicó en el fallo que la denuncia no es acertada en cuanto el contrato se realizó en concordancia a una petición de la Policía, la cual se incluyó una característica referente a una batería especial que solo era suministrada por compañía fabricante de Zero, en este caso NBT.

Además dice que “la administración distrital dentro del plan de desarrollo y sus política públicas ha iniciado a fomentar el uso de energía eléctrica en aquellos vehículos constituyéndose en una de las metas de Bogotá Humana”.