Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Vanessa Pérez Díaz - vperez@larepublica.com.co lunes, 1 de marzo de 2021

Entre las novedades que están ofreciendo estas entidades de las Cámaras de Comercio están servicios exprés y mediación empresarial

¿Cómo pago el arrendamiento? ¿Cómo cubro las deudas? ¿Cómo cumplo con mis obligaciones financieras? Estas preguntas no solo se las están haciendo los ciudadanos de a pie, son interrogantes que también surgen en el día a día de los empresarios: desde el dueño de una reconocida cadena hasta el propietario de una miscelánea en un barrio residencial.

Uno de los lugares donde es posible encontrar una solución a este tipo de problemas que ha desencadenado la pandemia del covid-19 son los centros de arbitraje y conciliación de las Cámaras de Comercio, donde no solo hay servicios para garantizar la continuidad empresarial, sino que se ajustaron los tiempos y las formas de atención para hacer más expedita la salida de la crisis.

La urgencia de pactar, de hacer un acuerdo y de prorrogar pagos se reflejan en las cifras registradas el año pasado en los centros de las principales ciudades: los casos de conciliación en Bogotá aumentaron 20%; en Cali, subieron 49%; y en Medellín, el aumento fue de 153%.

Mauricio González Cuervo, director del Centro de Arbitraje y Conciliación de la Cámara de Comercio de Bogotá, explicó que con la Superintendencia de Sociedades se acordó que las Cámaras de Comercio ofrecerían los servicios para que los empresarios tuvieran un espacio con su acreedor o proveedor “para que no se cancelara el servicio, no eliminaran empleos, acordaran pagos o se evitara llegar a los jueces concursales o de circuito”.

En el caso de Medellín, Jorge Villegas Betancur, director del Centro de Conciliación, Arbitraje y Amigable Composición destacó la oportunidad que ofrecen estos organismos en temas como el arrendamiento. “Hemos sido fundamentales para la resolución de conflictos en temas como reducción de cánones de arrendamiento y restablecimiento de las relaciones comerciales, entrega oportuna y anticipada del inmueble, reparaciones al inmueble o pago de los cánones vencidos”, dijo.

Estos nuevos servicios no solo se concentran en el contexto de la pandemia. En Bogotá, por ejemplo, hay una novedad y es que el Centro ampliará el arbitraje a los sectores familiar y penal. En esta última área, el primer árbitro penal nombrado es uno de los socios de Cáez Muñoz Mejía Abogados, Alejandro Mejía.

LOS CONTRASTES

  • Alejandro MejíaSocio de Cáez Muñoz Mejía Abogados

    “Ser el primer árbitro en la especialidad penal es un honor. Al nombrar un perfil penal en la lista de árbitros se refrenda el liderazgo del Centro de Arbitraje y Conciliación de la CCB”.

La adaptación de los centros no solo se concentró en la creación de nuevos o mejores servicios, sino también en la implementación de la virtualidad. “La pandemia nos obligó a transformarnos inmediatamente a la virtualidad. Por ello, de forma inmediata implementamos todos los protocolos de atención virtual en conciliación, arbitraje, amigable composición, insolvencia de la persona natural no comerciante y formación jurídica”, dijo Juliana María Giraldo, directora del Centro de Arbitraje y Conciliación en Cali.

“Abrimos el arbitraje a lo penal y a la familia”

“No paramos ni un día”. Con esta frase, el director del Centro de Arbitraje y Conciliación en Bogotá, Mauricio González Cuervo, enfatizó la disposición que hubo, y sigue habiendo, en este tipo de organismos para ayudar a que el sector privado pueda superar la crisis financiera y empresarial que dejó la pandemia del covid-19.

¿Cómo reaccionó el Centro frente al covid-19?

Lo primero que hay que decir es que gracias al decreto legislativo del Gobierno, que habilitó las audiencias virtuales, nunca detuvimos las operaciones. Con ese aval de lo digital, además de todos los servicios, trabajamos en varios frentes nuevos e interesantes: servicio de conciliación en arrendamiento gratuito, mediación empresarial y arbitraje social.

¿Cuántas audiencias hicieron en esos servicios?

Fue muy exitoso ese servicio, Tuvimos más de 700 casos en abril, mayo, junio y julio, y la efectividad fue de 83%. Contribuimos a la resolución de controversias en materia de arrendamiento y a evitar que se profundizaran los conflictos. Y en mediación empresarial, donde evitamos que el tema llegara a los jueces, llevamos 20 casos. Esperamos que esto se active este año, porque la primera instancia es el arreglo directo.

¿En qué consiste el arbitraje social?

Se puede pactar con sus contrapartes un arbitraje gratuito con las mismas facilidades que ofrecemos con los arbitrajes que se cobran y con los mismos árbitros que tenemos para el servicio pago. Esta figura es ideal para las pymes y para controversias de 40 o menos salarios mínimos mensuales legales vigentes. Lo que se requiere es la preexistencia de un pacto arbitral o de una cláusula en un contrato.

¿Cuántas audiencias virtuales hicieron en 2020 y cuántas van en 2021?

El año pasado tuvimos en conciliación 6.600 casos y desarrollamos alrededor de 4.000 audiencias virtuales. En arbitraje, son entre 400 y 500 casos al año, y las audiencias fueron 100% virtuales a partir del 16 de marzo de 2020.

¿Qué proyectos tienen para 2021?

Estamos abriendo el universo del arbitraje y lo conciliable a otras esferas, como el derecho de familia, el contenido patrimonial y los asuntos penales. Vamos a ser muy activos en el derecho de las relaciones de la familia, en las relaciones laborales y en lo penal, en aspectos patrimoniales en las reparaciones. Existen unos mecanismos no judiciales para resolver esas controversias y queremos innovar en estos nuevos servicios.

“Iniciamos el servicio de recuperación empresarial”

Juliana María Giraldo, directora del Centro de Arbitraje y Conciliación en Cali, destacó que uno de los nuevos servicios habilitados fue el de tenderle la mano a los dueños de la pequeña y mediana empresa para surgir del caos financiero.

¿Habilitaron un nuevo servicio por la pandemia?

La pandemia nos obligó a transformarnos inmediatamente a la virtualidad, en aras de mantener la continuidad en la prestación de los servicios del Centro y brindarles a nuestros usuarios un oportuno acceso a la justicia.

Empezamos a prestar el servicio de recuperación empresarial que surge con ocasión a la pandemia, con el Decreto 560/2020, a través del cual se contemplan mecanismos extraordinarios de salvamento para proteger la empresa, el empleo y el crédito. Uno de los mecanismos es el procedimiento de recuperación empresarial ante las Cámaras de Comercio.

¿En qué consiste este procedimiento?

Este procedimiento lo que busca es crear un entorno en el cual el empresario cuente con garantías para mantener su empresa como unidad de explotación económica generadora de empleo, a través de soluciones materializables a corto plazo, efectivas y ágiles. Este es un nuevo servicio del Centro donde a través de la mediación logramos que los empresarios lleguen a acuerdos con sus acreedores.

¿Cuántos casos ya han registrado en este servicio?

Actualmente, hemos atendido cinco trámites y más de 50 consultas principalmente de la micro y pequeña empresa.

¿Y en arbitraje hubo algún cambio?

Se abrió un nuevo servicio de arbitraje exprés. Está dirigido a todos los empresarios (en especial a los medianos y pequeños) para que accedan al servicio de arbitraje con tarifas menores, un procedimiento mucho más ágil y totalmente virtual, y dirigido a conflictos que no excedan los 800 salarios mínimos legales mensuales vigentes. En 2021 resolveremos conflictos empresariales de manera ágil, y con validez jurídica a 2.200 usuarios y a 500 empresas.

¿Cuántos casos de arbitraje y conciliación reciben al año?

En conciliación, en promedio de los últimos tres años, hemos recibido 907 solicitudes anuales. En arbitraje, contamos con un promedio de radicación de 40 casos anuales. Para 2020, se radicó un total de 29 procesos.

“Más de 2.000 audiencias fueron por arrendamientos”

El director del Centro de Conciliación, Arbitraje y Amigable Composición en Medellín es Jorge Villegas Betancur, quien destacó que los procesos de conciliación el año pasado aumentaron 2,5 veces frente a 2019.

¿Qué cambió con la pandemia del covid-19?

Se expidió el reglamento del arbitraje exprés, un servicio que tiene menores tiempos y costos. En cuanto al Centro de Conciliación, si bien se ofrece el servicio de conciliación de arrendamiento desde 2013, con ocasión de la pandemia y las dificultades económicas que ha causado, se han presentado incumplimientos contractuales, por lo que la experiencia, tanto del Centro de Conciliación como de sus conciliadores, ha sido fundamental para brindar a las partes opciones que han permitido la solución de sus diferencias y la resolución de los conflictos que han tenido en esta materia, tales como reducción en los cánones de arrendamiento y restablecimiento de las relaciones comerciales, entrega oportuna y anticipada del inmueble, reparaciones al inmueble, o pago de los cánones vencidos.

¿Cuántas audiencias han realizado en este servicio?

En 2020 se realizaron 2.616 audiencias de conciliación, de las cuales 2.047 correspondieron a asuntos de arrendamiento. En 2021 se han realizado 444 audiencias en materia de arrendamiento, lo cual representa 87% del total de audiencias en el año en curso, que suman 512.

¿Cuántas audiencias hicieron en materia de arbitraje?

En arbitraje se hicieron 456 audiencias virtuales en 2020 y en 2021 ya llevamos 72.

¿El número de casos ha venido creciendo?

En 2020 la cantidad de demandas arbitrales disminuyó en relación con 2019; sin embargo, durante estos dos meses de 2021 ha incrementado frente al año anterior. En materia de conciliación, el número de casos atendidos ha sido constante entre 2018 y 2019; sin embargo, 2020 presenta un alza de 2,5 más casos sobre el total recibido en 2019.

¿Qué porcentaje de casos terminan favorablemente?

El Centro presenta un índice de acuerdos en materia de conciliación de 85%.

¿Cómo va el proceso de la demanda del Consorcio CCC Ituango por Hidroituango?

·Tal como lo dio a conocer el Consorcio y lo han mencionado varios medios, se tramita ante nuestro Centro una demanda de arbitraje internacional. La rigurosa confidencialidad es un componente clave que garantiza confiablidad para las partes en este y en cualquier otro proceso.

Juliana María Giraldo

Jorge Villegas Betancurt

Mauricio González

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.