Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Ripe viernes, 29 de agosto de 2014

Cada año aparecen publicidades que no se ajustan a la ley. Autocontrol, el organismo que supervisa estos contenidos, revisa en orimedio unos 20.000 anuncios para acabar con cualquier tipo de irregularidad.

El sector de la publicidad ha protagonizado muchas polémicas legales. En España, la norma que marca los límites de los anuncios es la Ley General de Publicidad (34/1988, de 11 de noviembre).

Junto a esta legislación, y desde 1995, la Asociación para la Autorregulación de la Comunicación Comercial (Autocontrol) lucha porque existan unas garantías de confianza y credibilidad en la publicidad. Aún así, son muchos los casos polémicos que estallan cada año. En 2013, Autocontrol revisó 22.498 campañas publicitarias y resolvió de manera extrajudicial 240 casos. Entre los asuntos más sonados, cabe destacar los que tuvieron como protagonistas las campañas de Desigual, Bezoya y la Compañía Española Industrial Química de Productos Agrícolas y Domésticos.

En el caso de la empresa textil, su última campaña #tudecides levantó ampollas en Internet y, rápidamente, se generó una petición, a través de la Red, para que Desigual retirara su publicidad en la que se veía a una joven agujerear varios preservativos. Autocontrol aportó una opinión negativa hacia esta publicidad, aunque su resolución se quedó en eso, en una opinión, ya que el anunciante no es miembro de la asociación y no está obligado por este texto.

Pero esta no es la primera vez que Desigual se encuentra en el punto de mira de Autocontrol. Este organismo también intervino en la campaña Hazlo por la mañana, y tras la queja de un particular que consideraba que las imágenes de un catálogo de la marca vejaban a la mujer

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.