Bloomberg

Xiomara Mera Lunes, 5 de septiembre de 2016

Según lo que había considerado la primera instancia la marca solicitada, B  Sabadell, podría confundirse con la registrada previamente por la multinacional Dell que lleva su mismo nombre.

Sin embargo,  el Banco Sabadell  apeló en la Delegatura para la Propiedad Industrial argumentando que “se debe tener en cuenta que las marcas B Sabadell y Dell actualmente coexisten pacíficamente en el mercado; además, no podemos ignorar el hecho de que Dell es una de las marcas de tecnología más famosas del mundo, por lo que es imposible que un consumidor de sus productos o servicios termine adquiriendo los de un banco, pues estos no satisfacen necesidades tecnológicas”.

Otro de los argumentos que sobresalen en la apelación es que Dell no había presentado una oposición formal, lo cual llevaba a pensar que para la compañía la concesión del registro no representaba ninguna amenaza a su identidad marcaria.

La socia de  Lloreda Camacho & Co, Tatiana Carrillo, explicó que “el análisis de una posible confusión debe realizarse teniendo en cuenta la totalidad de los elementos que la componen, ya que es la forma como el consumidor  tiene acceso a la marca en el momento de realizar su selección de compra, así mismo, cuando se trata de marcas que incluyen un diseño o un logo, se analiza igualmente el impacto visual del diseño, pues es un elemento adicional que le otorga al consumidor mayor capacidad de recordación”.

Después de tener en cuenta los argumentos y las disposiciones de ley, el superintendente delegado para la Propiedad Industrial, José Luis Londoño, concluyó que no existía ningún riesgo de confusión, por lo cual decidió conceder el registro de la marca B Sabadell.

Para el asociado de la firma Philippi, Prietocarrizosa Ferrero DU & Uría, Gerardo Flórez, “si bien es cierto que la primera está contenida en la segunda, de un análisis en conjunto existen suficientes elementos diferenciadores que le permitirían al consumidor distinguir entre ellas”.

La persistencia del Banco Sabadell dio su fruto y logró el objetivo de registrar su signo en Colombia; su apoderada y socia de la firma Posse Herrera Ruiz, Helena Camargo, manifestó que “compartimos plenamente la decisión de la SIC, toda vez que no existe riesgo alguno de confusión entre las marcas, pues  el banco toma su nombre y su marca de la ciudad en la que tiene su sede, además Dell jamás añade prefijos o sufijos a su marca, por lo cual ni el consumidor más desprevenido pensaría que B Sabadell es una marca de Dell”. 

Antecedentes

El Banco Sabadell nació en diciembre de 1981, como la iniciativa de un grupo de empresarios y comerciantes españoles para financiar la industria local y en 1965  comienza a expandirse como banca comercial; aproximadamente 23 años después, se crea  Sabadell MultiBanca,  especializado en la gestión de patrimonios y banca privada, naciendo así el Grupo Banco Sabadell, e iniciando una nueva etapa de expansión. 

La opinión

Helena Camargo
Apoderada del Banco Sabadell 
“Compartimos plenamente la decisión de la SIC, toda vez que no existe riesgo alguno de confusión entre las marcas, pues  el banco toma su nombre y su marca de la ciudad en la que tiene su sede”.