YouTube

Carlos Eduardo González - cgonzalez@larepublica.com.co Viernes, 30 de junio de 2017

En total, ya son cinco los municipios que se encuentran dentro de la zona geográfica donde se produce el bocadillo: Vélez, Puente Nacional, Barbosa, Guavatá, en Santander, y Moniquirá, en el departamento de Boyacá.

José Luis Londoño, delegado para la Propiedad Industrial de la SIC, explicó a RCN Radio que gracias a este estatus es posible que tanto el precio del producto, como su demanda aumenten, ya que “los consumidores están dispuestos a pagar más por los productos que tienen Denominación de Origen”.

Según informó la entidad, dirigida por Pablo Felipe Robledo, con esta protección de denominación, el país ya consolidó 27 denominaciones de origen de productos colombianos protegidos como: el Arroz de la meseta de Ibagué, el Café de Colombia, el Café de Cauca, el Café de Nariño, el Café del Huila, el Café de Santander, el Café del Tolima, el Café de la Sierra Nevada, la Cholupa del Huila, el Queso del Caquetá, entre otros.

Según explicó Carlos Amaya, socio de Amaya Propiedad Intelectual, la denominación de origen “es un derecho que se le concede a una región, principalmente, y a los empresarios que allí se encuentran radicados”, es decir, “solo los empresarios de esa zona son los autorizados para indicar esa expresión geográfica para sus productos”.

Por ejemplo, explicó el experto, dentro de las etiquetas o las referencias de los productos que se van a comercializar se puede incluir este tipo de caracterizaciones. 

De acuerdo con la SIC, “la Denominación de Origen es la indicación que certifica que determinado producto es originario de una región o país y por lo tanto cuenta con la reputación y características provenientes de dicha zona geográfica”.

Además, entre los beneficios más importantes de esta distinción está “garantizar la calidad de los productos que adquiere el consumidor y evitar la venta de productos falsificados”.