Germán Corcho Tróchez - gcorcho@larepublica.com.co Lunes, 12 de agosto de 2013

Inversiones en Recreación, Deporte y Salud S.A. (Bodytech) interpuso un recurso de reposición contra la resolución de la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) que se opone a que adquiera nueve establecimientos comerciales, ocho en Medellín y uno en Armenia, que pertenecen a sus competidoras Forma Fitness Centro de Acondicionamiento Físico S.A.; Forma Centro de Acondicionamiento Físico EU; Fitness y Bienestar S.A.S.; Compañía Athletica S.A., y Bienestar Inversiones S.A., cuyo único dueño es la empresa Forma.

En su decisión, que en su etapa previa de investigación incluyó encuestas en asuntos de inter-marca a clientes de gimnasios y en cajas de compensación, el superintendente Pablo Felipe Robledo consideró que la integración de las mencionadas firmas produciría efectos anticompetitivos porque eliminaría la competencia entre las dos marcas con mayor posicionamiento en el mercado.

Es decir, para Robledo la fusión entre Bodytech y Forma monopolizaría prácticamente el mercado en el que ya son líderes, a través de los servicios que entre ambas ofrecen: entrenamiento cardiovascular, fortalecimiento muscular, clases grupales, zonas húmedas, piscina, fisioterapia y rehabilitación, y dieta y nutrición.

De hecho, los ingresos operacionales de ambas firmas durante 2012 sumaron más de $6.959 millones. “Con la operación propuesta, en todos los casos Bodytech reforzaría su situación de liderazgo con respecto al siguiente competidor, produciendo así variaciones sustanciales y preocupantes en los índices de concentración”, explica el titular del organismo de vigilancia y control.

Pero para el abogado Emilio Archila Peñalosa, director de Archila Abogados y quien defiende los intereses de Bodytech, con los mismos argumentos de la SIC puede llegarse a la conclusión contraria.

“Desconfiamos en esas cifras y en la reposición atacamos la forma como se hace la encuesta. Dice, por ejemplo, que sólo hay que tener en cuenta como competencia a los gimnasios que tienen el mismo horario, pero si uno decide no abrir a la misma hora, no por eso debe excluirse como tal, y la SIC lo está haciendo”, manifestó el jurista.

Archila difiere también de que la Superindustria no estime como rivales de los centros de preparación de Bodytech en Medellín y Armenia a las cajas de compensación, los gimnasios costosos, los gimnasios que ofrecen sólo algunos servicios, las ciclorutas e, incluso, los parques públicos de ambas ciudades.

Y agrega que si se tienen en cuenta todas esas opciones para los clientes, y que como tal “existe una grandísima competencia”, la Súper no estaría en posición de objetar la integración. “La SIC considera que los únicos competidores son los que ofrecen todo el portafolio de servicios de Bodytech. Pero es que todos los sitios donde las personas pueden ejercitarse lo son, porque si suben los precios en Bodytech, usted puede preferir la caja de compensación o el parque. La visión que tenemos es que todos esos son competidores”.

Archila concluye que los argumentos que presentaron como reposición, son sólidos y suficientes para que la SIC revalúe su posición y permita que Bodytech amplíe su músculo comercial en el mercado.