Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Nicolás Arias - narias@larepublica.com.co sábado, 19 de septiembre de 2015

Una metrópoli en que la que, de 7,4 millones de habitantes, 3,7 millones están entre las clases media-baja y alta, que son las que impulsan la economía local. Su bajo índice de desempleo (8,5%) y una tasa de ocupación de 67,4%, la convierten no solo en la ciudad más importante de Colombia, sino en una de las más dinámicas de la región.  

Por esto, el nuevo alcalde que pise el Palacio Liévano debe ser un visionario que mantenga el ambiente de negocios de la ciudad y que trabaje en frentes como la infraestructura, la movilidad y la seguridad, problemáticas que vienen golpeando a Bogotá desde hace años.  

“El primer reto es entender que los empresarios somos aliados de la ciudad”.  Así lo aseguró Ricardo Ayala, vicepresidente de Gobernanza de la Cámara de Comercio de Bogotá. 

Ayala explicó que, aunque el clima de negocios de la capital ha venido creciendo, “solo 23 de cada 100 firmas logran sobrevivir el primer año. El próximo alcalde debe garantizar la sostenibilidad de las Pyme, y pensar en un cambio al régimen tributario e impulsar la creación de firmas y el emprendimiento”. 

Ayala agregó que la ciudad también tiene que trabajar en temas de infraestructura, transporte público y seguridad porque, además de restarle calidad de vida a sus habitantes, “generan mayores costos para las empresas e impiden que la actividad productiva se desarrolle con mejores resultados”. 

Camilo Montes, gerente de la Andi para Bogotá, Cundinamarca y Boyacá, explicó que la industria manufacturera de la ciudad planteó puntos específicos en los que la próxima administración tendrá que trabajar. 

“Sin importar la línea política del nuevo alcalde, la Andi está dispuesta a trabajar con el sector público por la innovación, la movilidad, la logística y la educación”, agregó Montes. 

El funcionario dijo que el nuevo alcalde tendrá que reducir la incertidumbre jurídica, “se deben redefinir los negocios porque las asociaciones público-privadas han sido difíciles”. 

La industria manufacturera de Bogotá decreció 4,5% en el primer trimestre de este año frente al mismo periodo de 2014, siendo el único rubro del PIB que cayó. “El sector está sufriendo un cambio estructural y ve grandes desafíos tecnológicos. Tenemos una presencia de 60% en la ciudad y por eso Bogotá, en vez de renunciar, debe reinventar su industria. 

Más de 87% de los bogotanos entre 16 y 17 años asiste a una institución educativa, 41,4% de los que tienen entre 18 y 25, pero solo 4,8% de los jóvenes con más de 26 siguen estudiando. 

Montes comentó que Bogotá acoge la mayor cantidad de capital humano, pero todavía hay perfiles que no se consiguen. “Hay que trabajar con niños y jóvenes desde los colegios por una cruzada por la educación productiva”. 

Este funcionario dijo que la ciudad necesita más ingenieros. Agregó que se debe crear perfiles profesionales de jefes de planta, coordinadores de logística, audiólogos, metrólogos y mejorar el bilingüismo.

Juan Esteban Orrego, director de Fenalco Bogotá, indicó que es importante que los capitalinos recuperen la confianza en las instituciones distritales, aspecto que se ha perdido por la inestabilidad que reflejan las mismas. “Además, el comercio también debe fortalecerse. Hay muchos atropellos, lo que ha tenido un efectivo negativo en los consumidores”, agregó.

En el primer trimestre del año, el sector de comercio, reparación, hoteles y restaurantes creció 4,3%, menos que en el mismo periodo de 2014 (5,3%).

Otro tema importante para la ciudad es la construcción. Bogotá ha avanzado en cantidad de hogares, pero disminuido en edificación de vivienda. De acuerdo con información entregada por la Cámara Colombiana de Construcción (Camacol ), hoy la capital tiene 293.000 hogares más que hace cinco años, lo que quiere decir que es 13% más grande. 

Sin embargo, la construcción de vivienda cayó 27%. En 2010, se edificaron, a julio, 43.802 viviendas, mientras que en los siete meses de 2015, solo 32.090. 

La presidenta de Camacol, Sandra Forero, instó a los candidatos a la alcaldía para que, desde ya, trabajen de mano con el empresariado porque “la política urbana debe ser integral, no solamente de vivienda social. Debe haber espacio para todos, con centros comerciales, industria, hoteles, entre otras”.

Los sectores que Bogotá no ha explorado

Otro de los grandes retos de la capital es descubrir nuevos sectores productivos. Según Ricardo Ayala, vicepresidente de Gobernanza de la Cámara de Comercio de Bogotá, la ciudad debe ponerse como meta innovar en sectores que ha dejado de lado, a través de inversiones, capacitaciones e impulso a la creación de empresas. “Bogotá tiene oportunidades importantes con actividades de ejercicio, salud, cultura,  desarrollo de software y diferentes ramas de la actividad productiva como la textil y el calzado”. Ayala agregó que también se deben mirar actividades relacionadas con la agroindustria y la química avanzada. Los expertos consultados por este diario coincidieron en que el próximo alcalde va a necesitar establecer un diálogo entre Bogotá y Cundinamarca, relacionando sus sectores privados y públicos.

Las opiniones

Ricardo Ayala
Vicepresidente de Gobernanza de la Cámara de Comercio de Bogotá
“Aunque Bogotá es el motor económico del país, necesita un nuevo modelo de gobernanza. El sector público debe entender que los empresarios somos sus aliados”.

Camilo Montes
Gerente de la Andi para Bogotá, Cundinamarca y Boyacá
“Sin importar la tendencia política de la nueva alcaldía, la Andi está dispuesta a ayudar en las líneas de trabajo que tendrá el sector público durante los próximos 4 años”.

Juan Esteban Orrego
Director de Fenalco Bogotá
“El próximo alcalde tiene que recuperar la credibilidad de los bogotanos en las instituciones públicas y brindar mayor seguridad y confianza al comercio”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.