Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

María Camila Reina - mreina@larepublica.com.co jueves, 22 de mayo de 2014

La policía de Nueva York incautó 600 portátiles, tabletas y celulares, en un operativo que ha sido considerado como uno de los más grandes en contra de la pornografía infantil en la gran manzana.

Entre los 71 detenidos se encontraban dos oficiales de policía, un rabino y un líder de los Boy Scouts, que usaban páginas webs para distribuir imágenes y archivos de sus víctimas.

La operación ‘Caireen’ como fue bautizada, duró más de cinco semanas, en donde las autoridades realizaron investigaciones y allanamientos para llegar a los delincuentes.

James T. Hayes, el jefe de la investigación, aseguró que estas personas utilizaban sitios en internet para intercambiar archivos anónimos donde circulaban imágenes y vídeos de los menores de todas las edades. Habían desde bebés recién nacidos, hasta adolescentes.

En el grupo de los arrestados, se encontraba una mujer que usaba a su hijo para los vídeos y las fotografías ilegales.

“La única mujer detenida fue procesada por producir material visual en los que participa su propio hijo” indicó Hayes.

Lo sorprendente de este caso es que la mayoría de los investigados son personas profesionales que no tienen perfiles criminales sexuales, ni antecedentes. Dentro del grupo también se encontró un piloto de aerolínea comercial, un entrenador de baloncesto y un paramédico.

El caso ha prendido las alarmas en diferentes ciudades de Estados Unidos; y ha causado gran indignación por parte de las autoridades y la ciudadanía en general. La policía espera que el material decomisado sirva para avanzar en las investigaciones y así poder encontrar y detener a otros criminales relacionados con el caso de pornografía infantil.

Por otra parte, la Organización de Naciones Unidas, ONU, ha manifestado su preocupación por el auge de está problemática, debido a los avances y las facilidades que ofrece internet. A través de un estudio el organismo ha señalado que en la actualidad los criminales tienen más capacidad de acceso para publicar.

El informe de la oficina de Naciones Unidas contra la droga y el delito, abarca las principales forma de abuso sexual de menores, así como la creación y distribución de pornografía infantil o acoso cibernético. Otro dato aportado es que la gran mayoría de los autores de estos delitos son hombres y tres cuartas partes de las víctimas son niñas. En 2011 y 2012 se incrementó 70% el material en donde utilizan a niñas menores de 10 años.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.