Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Geraldine Romero - gromero@larepublica.com.co miércoles, 8 de abril de 2015

De acuerdo con la Dirección de Signos Distintivos, el nombre solicitado a registro tenía semejanzas gráficas con las ya registradas, Juan Valdez; Juan Valdez y Conchita, razones suficientes para negar la solicitud de la marca.

Ante la decisión tomada por la entidad, Pedro Nova afirmó que al ser notificado en primera instancia de la oposición presentada por la Federación,  realizó un cambio en la figura de su signo, manteniendo la expresión  ‘de la Trocha’, pues el desacuerdo era por  la mula y el campesino representados.

El titular de la marca también señaló que en su momento había asistido a la Superindustria para realizar las consultas pertinentes y  allí le informaron que no existía  un registro parecido al suyo.

Frente a estos argumentos la Superintendencia de Industria y Comercio, comparó las marcas en conflicto: Café de la Trocha, tenía un elemento gráfico conformado por semillas de café y hojas que rodeaban un círculo, el cual tenía un paisaje en su interior, un campesino y una mula cargando sacos de café; por su parte Juan Valdez, se componía por la silueta de un campesino con sombrero y un poncho típico de la región cafetera, acompañado de una mula.

Con este estudio la entidad determinó que el nombre solicitado reproducía parcialmente a las marcas opositoras, ya que las similitudes visuales eran evidentes. El ente regulador agregó que los componentes adicionales de la marca solicitada, recaían en la expresión Café de la Trocha y que aunque se diferenciaba del aspecto nominativo de Juan Valdez, no era suficiente para desvirtuar la semejanza de las imágenes entre los dos signos, refiriéndose así, a que los consumidores podrían asociar las marcas.

Adicionalmente la SIC, determinó que  Café de la Trocha y Juan Valdez, resultaban ser complementarios, puesto que los productos comercializados estaban relacionados con la preparación de alimentos, por ende  las marcas estaban inmersas en el mismo mercado. De este  modo la Superindustria estableció que existía la posibilidad de que  la marca registrada fuera sustituida por la solicitada, al considerar que los productos eran intercambiables por sus finalidades.

Emiliano García, investigador Asociado del Grupo de Derecho Privado de la Universidad Sergio Arboleda,  explicó que desde la perspectiva del consumidor el  aspecto gráfico del signo Café de la Trocha, podría claramente generar un riesgo de confusión o asociación indirecto, que implicaría que la marca solicitada pudiera beneficiarse del amplio  grado de reputación nacional e internacional del signo Juan Valdez  y crear en la mente del consumidor la ficción que Café de la Trocha era un producto vinculado a Juan Valdez.

Finalmente la entidad concluyó que la Federación  había incluido las pruebas necesarias para demostrar  el reconocimiento de su logo y su capacidad para competir con cadenas como Starbucks.  

Las opiniones

Emiliano García A.
Investigador del grupo de derecho de U. Sergio Arboleda

“Desde la perspectiva del consumidor el aspecto gráfico del signo Café de la Trocha, podría claramente generar un riesgo de confusión o asociación indirecto, que implicaría que la marca solicitada pudiera beneficiarse de Juan Valdez”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.