Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Esperanza Santamaria - esantamaria@larepubica.com.co Viernes, 8 de junio de 2012

Luego de una dura batalla legal ante la Superindustria, la Cámara Colombia de Construcción, Camacol, finalmente logró registrar su signo Dónde Vivir e Invertir en Colombia para distinguir los servicios prestados por personas o por organizaciones cuya finalidad principal, entre otros aspectos, es la ayuda en la explotación o la dirección de una empresa comercial o de los negocios o funciones comerciales, así como el estudio y la investigación de mercados.

La SIC había considerado en sus decisiones anteriores que la marca no podía ser registrada toda vez que describía características esenciales relacionadas con la administración comercial que otros empresarios podrían requerir para las marcas que buscaban registrar.

Sin embargo, en su recurso de apelación, la compañía argumentó que si bien el signo solicitado era una expresión fácilmente comprensible para el público consumidor no describía de manera alguna ni los servicios, ni las ciudades, ni las características de los servicios de información en materia de construcción.

Según Camacol, la marca está compuesta por 'expresiones que de forma individual eventualmente podrían considerarse de uso común, al ser empleadas de manera arbitraria en conjunto con otros elementos (bien nominativos o gráficos) pueden ser susceptibles de registro', sostuvo.

Al respecto, la Superindustria consideró que aunque el signo estaba conformado por expresiones que pueden resultar evocativas de los servicios a distinguir, no podía desconocerse que el mismo 'no era 'exclusivamente' descriptivo, pues se acompañaba de elementos gráficos particulares que le confieren distintividad y que por ende permiten su registro como marca', sostuvo la entidad. Por lo anterior y teniendo en cuenta que los derechos conferidos por la marca recaerán sobre el signo considerado en su integridad (Dónde Vivir e Invertir en Colombia +Gráfica) y no sobre sus elementos denominativos, la SIC decidió a través de la resolución 15804 de 2012 conceder el registro del signo para una vigencia de 10 años.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.