Colprensa

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa jueves, 31 de octubre de 2019

El hombre de 61 años habría puesto a disposición recursos de la Alcaldía municipal para llevar a cabo actividades ilícitas

Héctor Orlando Padilla Barragán es investigado por corrupción al sufragante y concierto para delinquir agravado, dentro del mismo caso por el que está preso el alcalde electo.

Mientras el alcalde electo de este municipio, Daniel Ricardo García Castillo, era trasladado a la cárcel de El Espinal, miembros del CTI hacían efectiva la orden de captura en contra del actual mandatario de esa población, Héctor Orlando Padilla Barragán, a quien también se le atribuyen los delitos de concierto para delinquir agravado y corrupción al sufragante.

Cabe resaltar, que la orden fue emanada por el Juzgado Segundo Municipal de Control de Garantías, el mismo día en que se profirió el allanamiento en contra de García Castillo, quien el domingo ganó las elecciones a la alcaldía con dos mil 144 votos a su favor.

Al parecer, el alcalde saliente ‘pagaba los favores’ políticos de la familia García con recursos del municipio, en busca de darle continuidad a su gobierno patrocinando la campaña del alcalde electo.

La Fiscalía tiene información que lo relaciona con los hechos entre julio y octubre del año en curso, cuando supuestamente el mandatario se concertó con el hoy alcalde electo, Daniel Ricardo García Castillo —cuando este era candidato a la Alcaldía de esa municipalidad—, para obtener votos a favor.

El hombre de 61 años, de acuerdo con los resultados de las labores investigativas, habría puesto a disposición recursos de la Alcaldía municipal para llevar a cabo la actividad ilícita, la cual además pretendía asegurar aparentemente otras curules en el Concejo de la misma localidad.

De acuerdo con lo establecido, los hoy investigados habrían regalado materiales de construcción, tanques de agua y dinero en efectivo; además de prometer a los ciudadanos mejorar su calidad de vida con adecuaciones de carreteras y vías de acceso de comunidades en veredas y barrios del municipio, a cambio de que le dieran su voto a García Castillo.

Se presume que para trasladar los materiales hasta el lugar prometido, usaban volquetas y vehículos oficiales de la administración municipal del momento.

Precisamente por estos mismos hechos, el pasado 26 de octubre fue capturado el candidato y ahora alcalde electo, a quien el fiscal que asumió el caso le imputó los mismos delitos. García Castillo quedó cobijado con medida de aseguramiento en establecimiento carcelario.

Al burgomaestre ya le fue legalizada la captura y la Fiscalía adelanta anoche las audiencias de imputación y solicitud de medida de aseguramiento, ante el Juez Sexto de Garantías.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.