Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa miércoles, 20 de noviembre de 2013

Miembros del CTI de la Fiscalía hicieron efectiva la orden de medida de aseguramiento en contra del exdirector del DAS, general en retiro Miguel Maza Márquez, por su presunta responsabilidad en los hechos que rodearon la muerte del líder político, Luis Carlos Galán, 18 de agosto de 1989 en Soacha, Cundinamarca.

Fuentes cercanas al ente acusador revelaron que la captura se hizo efectiva en su propia vivienda, al norte de Bogotá, luego de que el fiscal general de la Nación, Eduardo Montealegre, anunciara la medida de aseguramiento en contra del general por el magnicidio de Galán.

Maza Márquez es investigado por su posible responsabilidad en los delitos de concierto para delinquir y homicidio con fines terroristas, por lo cual se espera que sea trasladado al Búnker de la Fiscalía en donde será reseñado.

Se espera que hoy se determine el lugar de reclusión del exjefe del organismo de inteligencia. No se descarta que, por razones de seguridad, sea enviado a una guarnición militar.

Según las investigaciones del ente acusador, para la época de los hechos, se presentó un cambio inexplicable de guardia lo que produjo la muerte del candidato presidencial para 1990-1994. El esquema de seguridad del líder político estaba a cargo del DAS.

Igualmente, el general es investigado por la muerte del escolta Santiago Cuervo Jiménez y el concejal de Soacha Julio César Peñaloza.

Ante las pesquisas, el fiscal Eduardo Montealegre señaló que “se trata de un delito de lesa humanidad. Por esa razón se ha decretado detención preventiva en establecimiento carcelario contra el exgeneral Maza Márquez”.

Según Montealegre, se trata de siete hechos que podrían involucrar al general: el primero tiene que ver con el contexto social y político que vivía el país, así como el hecho de que no se incrementó la seguridad del candidato a pesar de que 14 días antes del homicidio fue desarticulado un atentado en Medellín.

Igualmente se tuvo en cuenta, “el debilitamiento y los cambios en el esquema de seguridad. Ello, en tanto que el transcurso del año anterior al homicidio se reemplazo sistemáticamente a varios de los miembros del esquema de seguridad”, afirmó el fiscal.

Montealegre dijo que para tomar la medida se tuvo en cuenta la designación de Jacobo Torregrosa Melo como jefe de seguridad de Galán quien -dijo- “no era idóneo para el ejercicio del cargo y estaría cooptado por los grupos delincuenciales que planearon y ejecutaron el homicidio”.

Así mismo, la Fiscalía resaltó “los estrechos vínculos entre el DAS y su director y el paramilitarismo encargado de la ejecución del homicidio”.

Montealegre anunció que se tuvieron en cuenta los hechos desarrollados por Maza Márquez, para desviar el curso de las investigaciones iniciales adelantadas en 1989 por la muerte de Galán Sarmiento.

“Se relacionan las acciones del investigado para vincular a personas ajenas a los hechos como lo demostraron las decisiones judiciales posteriores que absolvieron de responsabilidad, entre otros, a Alberto Jubiz Hazbún”, señaló.

Como último hecho, el fiscal resaltó la probable presentación de falsos testigos por parte de Maza Márquez en el caso.

Por su parte, Iván González, abogado del general en retiro, dijo no haber sido notificado de la orden de captura en contra de su cliente.

De la misma manera, se consideró sorprendido por la manera como se dio a conocer la noticia, sin haber notificado a la persona que van a ser detenida. “Por ahora, me voy a enterar de la decisión”, dijo el abogado.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.