Foto por: Colprensa

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Alejandro Valencia jueves, 10 de enero de 2019

Jorge Enrique Gómez Urueta, Juez Primero de Ejecución de Penas de la ciudad de Barranquilla, fue investigado años atrás.

El juez primero de ejecución de penas de Barranquilla, Jorge Enrique Gómez Urueta, quien tomó la decisión de conceder prisión domiciliaria el pasado 28 de diciembre de 2018 a Emilio Tapia (excontratista involucrado en el escándalo del “Carrusel de la Contratación” condenado por delitos como lavado de activos y concierto para delinquir), tiene investigaciones y casos polémicos que han despertado la crítica de la opinión pública.

Por ejemplo, en el 2014, el Gobierno Nacional del expresidente Juan Manuel Santos le solicitó al Consejo Superior de la Judicatura realizar investigaciones sobre los fallos del juez Gómez Urueta por haber concedido libertad inmediata en tres oportunidades, durante cinco meses, a Melquisedec Henao Ciro, alias “Belisario”, quien fue en algún momento jefe de “Los Urabeños” y primo de alias “Don Mario”.

Nuevamente en 2015, según el comunicado de prensa 098 de la Fiscalía General de la Nación, Jorge Enrique Gómez Urueta habría estado implicado en una investigación preliminar donde, presuntamente, incurrió en prevaricato por acción al obligar al Distrito de Barranquilla a  desembolsar $25.000 millones a un grupo de 25 pensionados, en el sonado caso de la “tutelitis”.

Por último, el año pasado en septiembre, la Fiscalía “imputó cargos contra Jorge Enrique Gómez Urueta, Juez primero de Ejecución de Penas de Barranquilla, por prevaricato por acción. Habría concedido irregularmente tutela en un proceso de justicia transicional, dejando sin efectos medidas cautelares sobre inmueble”, indicó el organismo de control vía Twitter.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.