Gerson Beltrán Franco - gbeltran@larepublica.com.co Jueves, 11 de mayo de 2017

En esta oportunidad, la estadounidense pretendía que la SIC no le diera el aval a la marca Techroad Max, solicitada por su contraparte. 

Sin embargo, la entidad dejó en firme la resolución 81082 en la que declaró infundada la oposición presentada por Chevron Intellectual Property Llc. y concedió el registro de la marca Techroad Max (nominativa), solicitada por Omniparts S.A.S, para distinguir productos como motores, arranques, correas y otros elementos usados para carros que hacen parte de la Clasificación Internacional de Niza Clase 7.

Para la entidad, la referencia solicitada no se encuentra incursa en la causal de irregistrabilidad con el signo Techron de la petrolera.

Jorge Vera, socio de Vera Abogados, aseguró que está de acuerdo con la SIC porque “las marcas en conflicto si bien comparten el vocablo de uso común Tech en su composición marcaria existen claras diferencias” 

La Superindustria explicó que de acuerdo con la jurisprudencia del Tribunal Andino, no es factible que un titular de una marca registrada compuesta que contenga un vocablo de uso común, alegue “propiedad” sobre dicho vocablo. Por lo que no existe posibilidad de confusión entre las marcas para los consumidores. 

La estadounidense Chevron nació en California en 1876. Sin embargo, a lo largo de su historia ha tenido varios nombres.

Solo fue hasta después de 1951, que gracias a las múltiples innovaciones en productos,  Chevron salió al mercado. Desde entonces, la creación de combustibles y aceites para motor ha aumentado. Uno de ellos fue Techron, que se conoció en 1981 cuando Chevron lo patentó como un concentrado disponible en estaciones de servicio, y desde 1995 empezó a ser distribuida en la gasolina.  

La opinión

Jorge Vera
Socio de Vera Abogados
“De acuerdo con la jurisprudencia del Tribunal Andino, no es factible que un titular de una marca registrada compuesta que contenga un vocablo de uso común, alegue propiedad sobre dicho vocablo”.