Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Xiomara Mera Miércoles, 14 de septiembre de 2016

La empresa había solicitado el registro de la marca Cipalon, con la que identificaría productos farmacéuticos para uso humano. Pero al ser publicada la solicitud, la Compañía Industrial de Productos Agropecuarios S.A. Cipa S.A., sacó todo su arsenal legal y se opuso al registro.

Según lo argumentado en su oposición “el signo solicitado, es idéntico a las marcas  Cipa, Cipacat, Cipacan.  El cambio que pretende el signo solicitado de adicionar la sílaba Lon, no alcanza a configurar la distintividad necesaria para evitar la confusión habida cuenta de la similitud fonética de dichas letras”. 

Gustavo Adolfo Ortega, apoderado de la Compañía Industrial de Productos Agropecuarios S.A. Cipa S.A., agregó que “en razón a la marca registrada Cipa, el signo pedido adiciona la expresión Lon, lo cual no genera diferenciación alguna, toda vez que la marca registrada se encuentra contenida en su totalidad en la marca solicitada, de igual forma en comparación con las marcas Cipacat y Cipacan, el signo solicitado reemplaza las expresiones Cat y Can por Lon, lo cual haría pensar al consumidor que se trata de una nueva línea del producto de la sociedad Cipa S.A, esto demuestra que ambas marcas son similares fonéticamente”.

En su defensa Cipla Limited argumentó que “consideramos que el prefijo CIP el cual comparten las marcas en conflicto, debe ser considerado como de uso común para la clase 05de la Clasificación Internacional Niza. Esto, toda vez que encontramos una variedad de registros de marcas que coexisten en dicha clase a nombre de diferentes empresas”.

Teniendo en cuenta los argumentos presentados, tanto por la oposición como por la solicitante, la directora de Signos Distintivos, María José Lamus, procedió a hacer el estudio de registrabilidad. Durante el proceso determinó que existían  “claras semejanzas en los vocablos predominantes en cada uno de los signos confrontados”, además encontró que estos protegían productos de la clase 5 de la Clasificación Internacional de Niza; por lo cual efectivamente la marca solicitada podría ser causante de confusiones entre los consumidores de estos productos. 

Con los resultados arrojados por el análisis, Lamus, procedió a negar la solicitud de la farmacéutica.

El profesor de la facultad de jurisprudenciade la Universidad del Rosario,  Édgar León, explica porque la SIC tomó esta decisión.  “El signo con el que el empresario busca posicionar los bienes y servicios que ofrece al consumidor deben garantizar una distintividad y en este caso no lo hay”. 

Si no esta conforme con la decisión lo único que le queda por ahora a Cipla Limited es apelar e ir a segunda instancia.

Antecedentes

Cipla Limited es una de las farmacéuticas más grandes de India, pero su reconocimiento es mayor a nivel internacional y se lo ha ganado por la producción de medicamentos de bajo costo  para el tratamiento de pacientes con VIH-positivo.

Sus fármacos se distribuyen en más de 180 países y produce, además, medicamentos para la artritis, el control de peso, enfermedades cardiovasculares, diabetes, depresión, entre otras.

La opinión

Édgar León
Profesor de la Universidad del Rosario

“El signo con el que el empresario busca posicionar los bienes y servicios que ofrece al consumidor deben garantizar una distintividad plena y suficiente para evitar vulnerar  derechos protegidos”.