Carolina Suárez - dsuarez@larepublica.com.co Jueves, 1 de agosto de 2013

Por caída de llamadas, intentos fallidos en las comunicaciones 2G y 3G, entre otros inconvenientes, la empresa Claro se encuentra a pocos días de pagar $5.200 millones de multa, lo que equivale a 8.700 salarios mínimos vigentes, según un edicto del Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones de Colombia, el cual se encuentra colgado en las instalaciones del edificio de la compañía.

Lo que sigue a este edicto, que lleva desde el 22 de julio y va hasta el viernes 2 de agosto, es que la empresa responda con una contestación o apelación sobre esta multa que le imputa el gobierno por el mal servicio prestado. 
 
Para esto la empresa cuenta con cinco días a partir del 2 de agosto para responder. 
 
Por ahora  este edicto representa una sanción que está en proceso de quedar en firme. Esto indica que para el 12 de agosto se conocerá el futuro de la multa para Claro, es decir, que la sanción podrá quedar en firme. 
 
Tan solo el año pasado la Superintendencia tenía en su poder más de 900 investigaciones a los operadores de telefonía móvil del país.   
 
La empresa de comunicaciones Claro indicó que no ha sido notificada de ninguna sanción por parte del Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, por su presunto incumplimiento a los indicadores de calidad. En un comunicado dado a conocer anoche, señaló que ha trabajado de la mano con la Comisión de Regulación de Comunicaciones y ha presentado planes de mejora que representan inversiones de cerca de $2 billones en 2013.