Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Germán Corcho Tróchez - gcorcho@larepublica.com.co miércoles, 27 de noviembre de 2013

El escándalo que lo liga al extraditado esmeraldero José María Ortiz Pinilla, ocasionó que Fabio Olmedo Palacio Valencia presentara ayer su carta de renuncia irrevocable como presidente de Coljuegos.

“La decisión se motiva en los últimos acontecimientos que han rodeado mi nombramiento, los cuales considero una desafortunada coincidencia, lo que hace imposible mi permanencia en el cargo”, expresa en la misiva.

Palacio aceptó que su vínculo con alias ‘Chepe’, ‘El Chucho’ o ‘El Viejo’ terminó tumbándolo del cargo. No obstante, sostiene que no infringió ley alguna, no está inhabilitado ni es incompatible para ocuparlo.

La polémica surgió por los documentos que han sido revelados, según los cuales Palacio Valencia entregó una hoja de vida al Ministerio de Hacienda en la que informa haber sido en 1997 gerente de la Lotería del Quindío, pero no de su paso al frente del Súper Astro Millonario, una empresa de juegos de azar cuyo socio mayoritario era Ortiz.

Alias ‘Chepe’ volvió hace poco a Colombia, luego de purgar una condena por tráfico de estupefacientes en Estados Unidos, a donde fue extraditado en 2008.

De su relación con el exconvicto, Palacio ha insistido en que únicamente coincidió con él en una de las reuniones de las directivas de Súper Astro Millonario. Y que solo se enteró de sus actividades ilegales cinco años después de haber presidido dicha firma, en la que laboró menos de 365 días.

La historia de superastro
En su página de internet, Súper Astro indica que surgió en 1999 como un juego “atractivo y novedoso, que se saliera del común”. Actualmente, la concesión para la comercialización del producto en todo el país está a cargo de Corredor Empresarial S.A., que la tomó mediante el contrato 766 de 2010.

Pero antes, la historia de Súper Astro estuvo envuelta en cesiones y dudas originadas por la captura y posterior extradición de Ortiz. Un informe detalló que desde noviembre de 2004, agentes del FBI de Estados Unidos investigaban una red de traficantes de droga que sacaba cocaína por Venezuela.

Inicialmente, las pesquisas tenían en la mira al venezolano Ómar Lamberti Ledesma. A través de este se llegó a sus socios: Manuel Pérez Lordoy, Jaime Anaya y Juan Carlos Lamberti.

Las interceptaciones telefónicas y el apoyo de un informante permitieron establecer que , a mediados de 2005, Anaya debía reparar una motonave fondeada en un muelle en Cartagena para un nuevo embarque de droga.

Así se determinó que los dueños del alcaloide eran Gilberto Garavito Ayala y Ortiz. Tras la captura cayó Lamberti en octubre de 2006, Estados Unidos puso como meta a sus socios. ‘Chepe’ fue capturado ese mismo año.

La detención hizo temblar a los operadores de la sociedad Juegos & Azar, entonces encargada del Súper Astro, en el ojo de la Empresa Territorial para la Salud (Etesa) porque seguía en pie (de la mano de Ortiz), a pesar de sus “pérdidas preocupantes” y los interrogantes en sus balance. En su desespero por evitar el fracaso, fue cedida primero en febrero de 2007 a la sociedad Apuestas en Línea y y tres meses después, a Inversiones Jer.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.