Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Carlos Eduardo González - cgonzalez@larepublica.com.co Jueves, 29 de junio de 2017

De acuerdo con el abogado, la denuncia que se presentó en la Fiscalía General de la Nación tiene que ver con tres delitos que identificaron en el desarrollo de las obras del constructor. El primero de los delitos es fraude procesal, el otro es falsedad en documento público y, por último, interés indebido en la celebración de contratos. 

Según le dijo Quintana a este medio, la demanda va “enfocada en la estrategia que utilizó Carlos García, con el objetivo de sacar a la Unión Temporal Segundo Centenario del proyecto del Túnel de la Línea, lo que implica que no hubo igualdad en el tratamiento entre los diferentes contratistas, pues a Collins no se le dieron prórrogas, ni adiciones y a los demás contratistas sí, por mucho valor y por mucho más tiempo”.

Otra de las razones de la demanda, según el apoderado del constructor, es que existió un daño patrimonial por parte del Invías, pues García decidió no prorrogar el contrato a Collins a falta de 8% de la conclusión de la obra, que, el empresario, dijo que terminaría en cinco meses.

“Por ese 8% se contrató una nueva licitación por el doble del valor y por 36 meses, lo que provocó un detrimento patrimonial”, dijo Quintana.

Cabe recordar que la obra fue adjudicada en 2008 y catalogada como una de las más importantes para la conectividad de Colombia. Sin embargo, en este tiempo, Collins pidió cuatro extensiones en el plazo de entrega, la última, con un retraso de tres años, que fue en noviembre de 2016, cuando el contratista solicitó al Estado darle 75 días más para culminar, a lo que el Invías respondió que no.  

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.