Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Cristian Acosta Argote - cacosta@larepublica.com.co miércoles, 28 de abril de 2021

A nivel mundial la inversión en defensa sufrió un incremento durante el año pasado a pesar de la coyuntura causada por el covid-19

El gasto militar mundial sufrió un incremento durante el año pasado pese a la difícil coyuntura causada por el covid-19. El Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (Sipri, por su sigla en inglés), reveló que a nivel mundial la inversión en defensa creció hasta casi US$2 billones, lo cual representó un incremento de 2,6% si se toma como referencia lo invertido en 2019.

A nivel Latinoamérica, el panorama del gasto militar, a diferencia de los resultados mundiales, cayó 2,1% el año pasado. Esta ligera, pero importante reducción, está explicada porque el gasto de Brasil cayó 3,1% el año pasado; aún así, el país sudamericano sigue siendo la nación con más inversión en este rubro de toda Latinoamérica. La región alcanzó la cifra de US$43.500 millones relacionada con inversión militar.

Colombia destaca en la región

Colombia también figuró dentro del ranking y ocupó el segundo lugar en la región con más gasto militar durante el año pasado. Según los datos de Sipri, el país tuvo una inversión de US$9.216 millones en 2020, lo que representó una caída de 9,3% si se compara con los US$10.169 millones empleados en 2019.

Para Julián Arévalo, decano de economía de la Universidad Externado de Colombia, esta alta cifra en pro de la defensa nacional se debe a las dinámicas de crimen y violencia por las que atraviesa Colombia actualmente.
“Hay que reconocer que Colombia enfrenta unos desafíos de seguridad importantes asociados a grupos de crimen organizado, narcotraficantes y otros tipos de criminales, especialmente en regiones más afectadas donde la presencia del Estado es más débil”, dijo.

El experto añadió que sería ilógico desconocer que el país enfrenta desafíos en materia de seguridad que son importantes. Arévalo, sin embargo, afirmó que Colombia está en mora de hacer la transición a algunos enfoques de seguridad ciudadana para reducir las altas inversiones en defensa reportadas cada año.

Ante el panorama de dicho gasto, diversos grupos políticos de oposición al Gobierno Nacional mostraron su descontento ante la enorme inversión que realiza el Estado en el gasto militar.

Crítica que tiene lugar sobre todo en un momento de emergencia sanitaria donde, según la oposición, se debería priorizar los costos de vacunación y el pago de los trabajadores de la salud.

Al respecto, Iván Cepeda afirmó que “el llamado es a contrarrestar la expansión del gasto militar, del comercio de armas y la proliferación de armamentos en el mundo. Es un llamado de alerta frente a lo que está ocurriendo en el país. Aumenta el gasto militar y se concreta en hechos como la compra de 24 aviones de guerra”.

Arévalo afirmó que, aunque la inversión es necesaria teniendo en cuenta los conflictos internos del país, el Gobierno todavía debe desarrollar propuestas en inversiones sociales y desarrollo de las zonas que están más afectadas por el conflicto en el país, para que de esta forma “no tengamos que recurrir siempre a los criminales por la vía armada”.

El experto añadió que las inversiones gasto militar se convierte en un círculo vicioso, ya que “cuando tenemos regiones del país sin infraestructura y sin oportunidades de producción y completamente marginadas de las dinámicas económicas del país, encontramos unas regiones totalmente vulnerables al crimen. Ellos aprovechan las debilidades el Estado en estas regiones para fortalecer sus actividades criminales y se convierte en un círculo vicioso en el que el Gobierno va a tener que gastar sumas enormes para poderlos enfrentar”.

El economista añadió que los gastos de orden militar están encaminados a mantener un Ejército y Fuerzas Armadas con un gran número de miembros comparados con los números de la región. Además, las situaciones desafortunadas con países vecinos han implicado el gasto de, por ejemplo, la compra de aviones militares y la implementación de nuevas tecnologías armamentistas para hacer frente a nuevos desafíos.

Panorama mundial

El reporte añadió que en América Latina países con una gran superficie como México invierten mucho menos en defensa con US$6.116 millones en 2020. Paraguay y Uruguay, por ejemplo, hacen inversiones más conservadoras en gastos militares con cifras que ascendieron en 2020 a US$364 millones y US$1.164 millones, respectivamente.

Uno de los países con un fuerte aumento en este tipo de gastos fue Estados Unidos, pues alcanzó la exorbitante cifra de US$778.000 millones de inversión en 2020, lo cual representa un aumento de 4,4% con respecto al año inmediatamente anterior.

“Los recientes aumentos en el gasto militar de Estados Unidos pueden atribuirse principalmente a una fuerte inversión en investigación y desarrollo, y a varios proyectos a largo plazo, como la modernización del arsenal nuclear de Estados Unidos”, afirmó Alexandra Mrksteiner, investigadora de Sipri.

Al otro lado del mundo, países asiáticos como India (US$72.000 millones) y Japón (US$49.000 millones) también figuraron en la lista de las naciones que más invirtieron en gasto militar el año pasado.

Junto a estos países está Corea del Sur, con US$45.700 millones; y Australia, con US$27.000 millones, los cuales fueron los cuatro territorios que más aumentaron su inversión en defensa entre 2019 y 2020.

LOS CONTRASTES

  • Julián ArévaloDecano de la Universidad Externado

    “Es importante reconocer que el elevado presupuesto en gasto militar es necesario porque el país enfrenta amenazas criminales a nivel interno”.

  • Diego Molano Ministro de Defensa

    “Los grupos de bandas narcocriminales han hecho mucho daño al país. La herramienta más efectiva para evitar esto es combatirlos y desmantelarlos”.

Con este panorama general, el estudio concluyó que los países de todo el mundo que más aumentaron sus inversiones en defensa fueron Estados Unidos, China, Rusia e India.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.