Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Germán Corcho Tróchez - gcorcho@larepublica.com.co Miércoles, 30 de octubre de 2013

Los cuatro meses que completa Garrigues en Colombia han servido para que la firma española reafirme su plan de “internacionalización” en Latinoamérica y apunte ahora a irrumpir en otros mercados como el mexicano y el peruano.

Javier Ybáñez Rubio, socio responsable del bufete en esta región, sostiene que la estrategia se centra en contrataciones individuales y la integración de boutiques (oficinas especializadas), como el realizado recientemente con Zarama & Asociados, el despacho local que le servía de brazo en asuntos tributarios.

¿Cómo fue el proceso de integración de Zarama & Asociados con Garrigues?
Garrigues es un despacho con una capacidad tributaria importante, de la cual depende gran parte de nuestros ingresos mundiales. Desde que decidimos la expansión en Latinoamérica, que comienza en Colombia y seguirá en México y Perú, hemos pensado que la parte tributaria es importante. Pensar en Zarama surge de que conocíamos a Camilo Zarama, quien estuvo trabajando con nosotros seis años en Madrid. Por lo que al implantarnos en Colombia, enseguida pensamos en Camilo y Zarama. Pensar en ellos resultó sencillo, porque nos gusta trabajar con gente que conocemos.

¿Zarama & Asociados será entonces el brazo tributario de Garrigues en Colombia?
Van a liderar la parte tributaria de la firma, pero como Garrigues. Van a dejar de ser Zarama.

¿Más que integración, es el resultado natural de un proceso de varios años de trabajo integrado?
Se han dado las dos coincidencias, más que un proceso de acercamiento entre las dos firmas y trabajo que se ha producido en los últimos meses desde que llegamos en Junio a Colombia, porque hemos utilizado bastante a Zarama.

¿Garrigues prestaba antes sus servicios directamente?
Siempre hemos usado a Zarama cada vez que hemos tenido la necesidad puntual de asesoramientos tributarios. No teníamos tributaristas por ahora en Colombia.

¿Zarama será la única en unirse a Garrigues?
En principio, no estamos pensando en ninguna otra por el momento. Hemos alcanzado un tamaño en el que estamos cómodos. Nunca puedes decir de este agua no beberé. Estábamos buscando una capacidad tributaria y esta es la que nos aporta Zarama. El resto, somos más partidarios de crecimiento orgánico, de ir fichando gente.

Esta integración demuestra una vez más la tendencia de los bufetes extranjeros por asociarse con firmas locales, para no empezar tan de cero…
Hemos hecho las dos alternativas. En la parte no tributaria estamos empezando de cero, fichando a gente, pero no integrando firmas, como en el área mercantil, por ejemplo. Desde el punto de vista de facilidad, tiene sus pros y sus contras porque integrar una firma te da acceso a esos clientes, pero al mismo tiempo toda integración tiene sus problemas. No siempre es fácil integrar que la gente se acostumbre a la cultura de una firma grande como la nuestra.

¿Qué tantas asociaciones habrá entre extranjeras y locales en el mercado colombiano en los próximos años?
En toda evolución en los mercados legales, las integraciones se producen. Si empiezan a llegar más firmas extranjeras, pues se comenta que sí, probablemente eso generará más integraciones. Comparado con otros países, no se puede decir que haya firmas enormes. Hay una muy grande y las otras son de tamaño medio. Con lo cual sí creo que hay posibilidades de integraciones.

¿La noticia de que España ha empezado a salir de la crisis económica provocará mayor expansión de los despachos ibéricos o tendrá un efecto contrario?
Me gustaría que la noticia fuera una realidad. Dicen que se están empezando a ver síntomas de que está saliendo de la crisis, pero todavía quedan unos años en los que el crecimiento será moderado. En relación con la apertura de los despachos a la internacionalización, es un poco independiente. En nuestro caso, la decisión no venía motivada por la crisis. Creíamos que el despacho debía avanzar en su internacionalización y América Latina era el destino natural de un despacho español. Por ahora ninguno había manifestado públicamente su intención de internacionalizarse hacia Latinoamérica. No creo que el hecho de que España vaya mejorando, cambie la decisión de un despacho de venir o no. Por lo menos no en los grandes, cuya visión es demostrar que tiene capacidad global para llegar a los clientes.

¿En los cuatro meses en Colombia, cómo define el mercado legal colombiano?
Estamos muy contentos en Colombia. Las cosas están yendo bien. Es un país con muchísimas oportunidades, donde los despachos locales gozan de buena salud, están haciendo las cosas bien y se están abriendo muchos negocios relevantes para nosotros.

¿Dónde están puestos los ojos de Garrigues, después de su aterrizaje en el mercado colombiano?
En Latinoamérica tenemos desde hace dos años oficina en Sao Paulo, Brasil, y tenemos intención de abrir, de aquí a final de año o principios de 2014, en México y en Perú.

¿En esos países el plan también será integrar firmas?
En cada uno de esos países podemos tener una estrategia distinta, par la cual todavía no hemos tomado una decisión. Tenemos las dos alternativas y probablemente sigamos la línea de aquí en Colombia: por un lado, fichajes individuales, y en ocasiones donde se plantee una posibilidad de integrar despachos de un tamaño razonable, la estudiaremos. En México y Perú seguramente será un mix de las dos alternativas.

¿O sea que la decisión tomada en Colombia obedece a las características del mercado local?
En el caso de Colombia se dio porque teníamos a varios abogados y conocíamos a gente de otras oficinas que había trabajado con nosotros. Eso nos permitió hacer primero fichajes individuales, antes de integraciones.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.