Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

María Camila Reina - mreina@larepublica.com.co miércoles, 14 de mayo de 2014

La Superintendencia de Industria y Comercio, SIC, negó en segunda instancia el registro del lema comercial “con Pilsen, el parche va pa’ largo” solicitado por la Cervecería Unión dueños de la marca de cerveza Pilsen para distinguir productos de la clase 32.

Ante la solicitud realizada por la empresa cervecera, Colombina S.A., presentó el recurso de oposición, alegando la titularidad de dos lemas comerciales; “esto va para largo” y “si va para largo, disfrútalo con Xtime”.

En el documento la sociedad opositora argumentó que el lema solicitado no podía ser concedido por la autoridad, teniendo en cuenta que éste estaba incurso en la causal de irregistrabilidad relacionada con la carencia de distintividad. “No podrán registrarse como marcas aquellos lemas o signos que se asemejen a otros previamente registrados”.

Además, para Colombina, el riesgo que podría generar el lema “con Pilsen, el parche va pa’ largo” era alto, ya que el consumidor podría pensar que “esto va para largo” lema registrado bajo su titularidad era una abreviación de la frase comercial que pretendía registrar la compañía cervecera.

En la respuesta a la oposición, la firma apoderada de la Cervecería Unión “cada uno de los lemas cuenta con elementos distintivos propios que los hacen plenamente identificables y suficientemente distintivos” por lo que se descartaría cualquier riesgo de confusión que pudieran generar éstos.

Sin embargo, en el fallo de primera instancia, la SIC concedió el registro del lema comercial para la marca Pilsen, por lo que la sociedad opositora presentó el recurso de apelación contra la decisión de la Superintendencia.

Una de los argumentos refutados por Colombina fue que aunque los dos lemas estaban dirigidos a amparar productos de clases diferentes: Pilsen productos de la clase 32 y Colombina de la clase 30. Estos productos “se encuentran dirigidos a un mismo consumidor y tienden a ser ofrecidos en los mismo establecimientos por lo que comparten canales de venta y publicidad”, así como que los productos a los que hace referencia los lemas comerciales son complementarios.

El lema de Pilsen solicitado ante la SIC pretende amparar “cervezas, aguas minerales y gaseosas, otras bebidas no alcohólicas, bebidas y zumos de frutas, siropes y otras preparaciones para hacer bebidas” productos de la clase 32. Por su parte, el lema de Colombina para identificar su marca de chicles Xtime, previamente registrado ante la autoridad, ampara “productos de confitería, especialmente pastillas confitadas de chicle con azúcar y con relleno líquido”, que son productos de la clase 30. Para Colombina, según el recurso de apelación, la existencia entre los dos lemas habría conexión competitiva derivada principalmente por: la naturaleza y propiedades afines, relación o vinculación entre productos, mismos canales de comercialización, medios de publicidad similares o idénticos.

Después de la presentación de apelación por parte de la firma apoderada de Colombina, la Superintendencia, en su resolución en segunda instancia revocó la resolución previamente emitida, declaró fundada la oposición presentada por la empresa vallecaucana de confitería y negó el registro del lema comercial “con Pilsen, el parche va pa’ largo”. El fundamento principal para revocar la decisión y negar el registro se basó en la semejanza entre los dos lemas, ya que compartían la expresión “va para largo”, lo que podría causar confusión en el consumidor. Así mismo reconoció el “eminente” riesgo de confusión generado porque los productos de los lemas están dirigidos al mismo consumidor.

Antecedentes
Colombina S.A., fue fundada en 1927 por Hernando Caicedo, un hombre visionario del Valle del Cauca que aprovechó la riqueza natural y agrícola del departamento, sus cálidas temperaturas, la calidad y la fertilidad de sus suelos, para producir toda clase de dulces y confites con sabores a frutas tropicales que lograron conquistar a generaciones de consumidores.

En 1935 sus confites se popularizaron con el nombre de ‘colombinas’ y empezaron a desplazar el mercado del dulce casero. Es una de las empresas más importantes del continente.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.