Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa Lunes, 11 de marzo de 2019

Caja de Compensación Familiar de Córdoba debe dar garantía de atención a los 540.000 usuarios que en estos momentos están en traslado a EPS receptoras

El superintendente de Salud, Fabio Aristizábal Ángel, aclaró que hasta el 31 de marzo la revocada Caja de Compensación Familiar de Córdoba (Comfacor), con operación en Córdoba, debe dar garantía de atención a los 540.000 usuarios que en estos momentos están en traslado a EPS receptoras como Mutual Ser, Cajacopi, La Nueva EPS y Coosalud.

“En estos momentos los usuarios están siendo atendidos. Sin embargo, hemos tenido dificultades con algunos casos de pacientes con VIH, insuficiencia renal, pero los hemos ido atendiendo a todos. En este momento, Comfacor tiene que garantizar hasta las cero horas del primero de abril toda la atención y tiene que seguir pagando a la red. Luego de este tiempo, las cuatro EPS empezaran a operar con los usuarios y no pueden retrasar tratamientos, se debe dar continuidad”, expresó el funcionario.

La revocatoria total de la autorización de funcionamiento del programa de salud de Comfacor se dio tras hallarse que está involucrada en los carteles de la hemofilia y el síndrome de Down. Además, de tener vigente una deuda de $400.000 millones con el sistema de salud y que se le encontrara que utilizaba los recursos públicos en patrocinios de eventos deportivos, reinados e incluso, en varias oportunidades, Comfacor exigía dinero a los hospitales y clínicas para poder realizar el giro de recursos.

“A la EPS Comfacol se le dieron todas las garantías para que corrigiera el rumbo de su actuar y no quiso, entonces ahí ya tuvimos que intervenir nosotros. Esta es una muestra de que sí estamos tomando decisiones, llevamos cuatro revocatorias de EPS y vamos a continuar con revocatorias parciales y totales, el que no cumpla va a tener que salir”, agregó Aristizábal Ángel.

El Superintendente de Salud aclaró que los 540.000 usuarios serán trasladados en partes iguales a las cuatro EPS en un primer 50%, es decir, se otorgará el 25% del total de usuarios a cada EPS. Mientras, que con el 50% restante se hace de acuerdo a la fortaleza de cada EPS en el número de sus afiliados.

“Si una EPS tiene un millón de usuarios y la otra 600, pues la que tiene un millón va a recibir más, eso se hace equitativamente con norma. Los pacientes de alto costo se distribuirán de manera aleatoria entre las cuatro EPS para no recargar y para que la siniestralidad de las entidades vaya de forma equilibrada”, sostuvo el jefe de la Supersalud.

Finalmente, Aristizábal sostuvo que los usuarios de esta EPS liquidada, que operaba en 74 municipios de Córdoba, Atlántico, Magdalena, Cesar, Bolívar y Sucre, deberán esperar tres meses para realizar el cambio de EPS a su gusto

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.