Colprensa Sábado, 5 de marzo de 2016

Salen a la luz conexiones en trama corrupta de escenarios para los XX Juegos Nacionales. El contratista español contó que el ‘chatarrero’ le habría ofrecido el contrato del Parque Deportivo por 77 mil millones de pesos.

El audio que se conoció de Juan Ramón Hernández, socio español de la Unión Temporal Parque Deportivo, en audiencia con la Procuraduría, podría revelar un sombrío proceso tras la contratación para los escenarios deportivos entregados en la Administración de Luis H. Rodríguez.

Hernández en el audio advierte de la relación existente entre Jorge Alexánder Pérez y el contrato del Parque Deportivo, a pesar de que este último asumió las obras de la Unidad Deportiva de la calle 42, y genera suspicacias entre el vínculo del ‘chatarrero’ (como también es conocido Pérez) con estos dos megaproyectos que costaron más de 110 mil millones de pesos.
“El señor que había puesto el ‘chatarrero’ en nuestra UT (Unión Temporal) vimos cómo se quería robar todo el anticipo, comprándose concreto a sí mismo; entonces rápidamente actuamos y destituimos a este señor como representante legal, puesto que nos estaba robando”, denunció Hernández.

NEXOS

Pero posiblemente a quien se estaría refiriendo Ramón Hernández es al ingeniero Gerardo Benavides González, quien fue designado como representante legal de la Unión Temporal Parque Deportivo, cargo que ocupó hasta junio de 2015, tres meses después de haber sido adjudicado el contrato por más de 77 mil millones de pesos.

Como lo hizo público EL NUEVO DÍA, Benavides González se fue a trabajar como ingeniero residente de obra, en las piscinas olímpicas de la calle 42. Este ingeniero, además, representa la firma Almodena S.A.S., ‘hija’ del consorcio Unidad Deportiva Calle 42, y que negociaba con los subcontratistas para la terminación de las piscinas, cuyas obras fueron objeto de denuncia ante el Ministerio del Trabajo.

No obstante, como lo publicó el abogado Iván Ramírez: “Benavides González es hoy directivo y socio de Pérez en la sociedad Concretos y Cementos S.A.S., antes Boylam S.A.S., adquirida a su llegada a Ibagué y vinculado a ésta, después de ser retirado de la representación legal, por líos internos con los consorciados”.

MÁS EVIDENCIA

Como lo publicó EL NUEVO DÍA, Pérez se presentó como posible oferente a las obras del Parque Deportivo el 27 de enero de 2015, representando al consorcio Villa Olímpica.
Una vez se discutieron los pliegos de condiciones por el entonces gerente del Imdri, Carlos Heberto Ángel, en compañía del polémico abogado Orlando Arciniegas, ‘el chatarrero’ alertó del riesgo al que se exponían los empresarios al asumir el contrato, tanto por el tiempo de ejecución como por fallas en los diseños.

“Es un problema muy riesgoso para el contratista, porque las multas donde no se cumplan serán bastantes graves. El tema es de dinero, hay que mirar la Administración qué ha pensado, porque el estudio de mercado viene diferente a lo que está pactado, se tenía pensado que se iba a ejecutar en un año, después en 10 meses y ahora ocho meses”. En su momento la licitación se declaró desierta.

Posteriormente el contrato fue asignado a la Unión Temporal Parque Deportivo, ya que fue el único proponente en la licitación, inicialmente de 74 mil millones de pesos.
No obstante el 15 de abril de 2015, cuando el Imdri se disponía adjudicar las obras para la construcción y adecuación de la cancha de BMX, Sóftbol y tejódromo, dentro de la baraja de proponentes se presentó la firma Almodena S.A.S., que hacía parte del Consorcio BMX Sport, constituido por las empresas Obras y Diseños S.A., y Almodena S.A.S. Dismod IN Explana.

Con base en información publicada por EL TIEMPO, Obras y Diseños S.A. supuestamente estaría vinculada al “carrusel” de la contratación en Bogotá, que involucró al hoy condenado contratista Julio Gómez. Finalmente dichas obras fueron posteriormente adicionadas al contrato con la Unión Temporal Parque Deportivo.

JARAMILLO Y LAS PRUEBAS ANTE LA FISCALÍA

En el audio revelado, el alcalde Guillermo Alfonso Jaramillo deja entrever su cuestionamiento de cómo fue adjudicado el contrato, debido a la relación existente entre el ‘chatarrero’ y los contratistas, a lo que Hernandéz en su defensa contesta que:

“Llegó a mi oficina a ofrecerme una obra, y a mí me parece bien presentarme a una (licitación)”

Pero el español continúa testificando y asevera que ante la situación evidenciada: “Tuvimos que cortar por lo sano, cortamos y desde ahí no tuvimos que ver nada más con todo esto, y en todos estos meses que estuvo la Administración anterior hemos sufrido un tormento de intolerancia, de ligas, de todo, y de quienes imponían sus cosas”.

ESPERABA MÁS

Como lo aseguró el Alcalde, la supuesta cantidad de pruebas fue llevada hasta su despacho por Diego Londoño, quien sería el sobrino de uno de los socios del Parque Deportivo; no obstante, se decidió enviarlas a las entidades de control, pero, a petición de Londoño, tenía que ser a Bogotá, para que se brindara mayores garantías al proceso.

“Tuve la oportunidad de ir con estas personas a quienes escuchó el Vicefiscal, porque me dijeron que iban a confesar y tenían tantas pruebas, que con esas podrían hacer arrestar en 72 horas al exalcalde Luis H. Cuando llegaron allá, no aportaron eso que decían tener y que me mostraron; la Fiscalía puede tomar estas diferentes confesiones que se han dado, para que ellos, al igual que la Procuraduría y la Contraloría, puedan decirnos qué pasó con esta contratación que nos tiene en la presente situación compleja”, precisó Jaramillo.

El burgomaestre aseguró que a pesar de que no se presentó todo lo que decían tener los contratistas, fue suficiente para que los entes de control empezaran una exhaustiva investigación, ya que con las declaraciones se estaría cometiendo más de tres delitos, que no solo involucrarían al ‘chatarrero’, sino también al exalcalde de Ibagué Luis H. Rodríguez y a su asesor, Orlando Arciniegas.