Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Allison Gutiérrez Núñez - agutierrez@larepublica.com.co sábado, 24 de abril de 2021

Para la colectividad la tributaria pretende resolver de una manera equivocada las urgencias fiscales, afectando a la clase media y trabajadores

Frente a la polémica reforma tributaria que busca tramitar el Gobierno Nacional en el Congreso, los partidos políticos empiezan a sacar sus cartas a favor o en contra. Esta vez como lo han venido haciendo partidos como Cambio Radical y como era de esperarse, el turno fue para el partido Alianza Verde que dijo también No a la Ley de solidaridad sostenible.

Según la colectividad “sabemos que muchos de nuestros asuntos estructurales no resueltos se han agravado por cuenta de la más grave tragedia sanitaria que hallamos vivido como especie en los últimos 100 años. Que las políticas y decisiones públicas que adoptemos para enfrentar estas excepcionales circunstancias pueden agravar nuestras condiciones de vida y conducirnos a sin salidas institucionales y sociales”.

En el comunicado, altamente difundido a la opinión pública, la colectividad expresa que es un momento para decisiones inteligentes, audaces y comprometidas con los derechos de todas y todos los ciudadanos.

Para la Alianza Verde, la nueva reforma tributaria “pretende resolver de una manera equivocada las urgencias fiscales del Estado descargando la financiación de los programas sociales y las apremiantes necesidades de los ciudadanos solamente en las clases medias y los trabajadores, mientras deja intactas exenciones y privilegios y promueve gastos innecesarios e inconvenientes en distintas instancias del Estado”.

Sin embargo, anuncian que presentarán una propuesta alternativa que “resuelva en el corto y mediano plazo la sostenibilidad fiscal del gobierno central y de los entes territoriales de manera equitativa, eficiente y progresiva como lo ordena la Constitución Nacional”.

Así mismo, anuncian su voto negativo al proyecto de reforma a la salud que, según denuncia la colectividad, “subrepticia y silenciosamente viene promoviendo Cambio Radical con el apoyo del Gobierno en las comisiones séptimas de Senado y Cámara. Un proyecto que precisamente en tiempos en que la salud pública se constituye en una prioridad para toda sociedad, favorece negocios e intereses privados en detrimento del carácter público en la atención del derecho a la salud de los colombianos. A cambio, los verdes presentaremos un proyecto de reforma que enaltezca y consolide la salud pública y garantice este derecho fundamental de los y las ciudadanas”.

El partido asegura que la discusión del proyecto debe ocurrir en el Congreso de la República, a la luz pública, en el debate transparente ante la ciudadanía por parte del gobierno y de todas las fuerzas políticas y sociales de la nación. “Nada de zonas grises y negociaciones por debajo de la mesa en asuntos que definen la vida de los colombianos”, concluyen.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.