Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Mateo Jaramillo - mjaramillo@larepublica.com.co miércoles, 20 de noviembre de 2013

En el año 1979 el piloto francés Thierry Sabine tuvo la idea de crear una competencia de automóviles todo terreno luego de haberse extraviado en el norte de África.

Desde ese momento y hasta 2008, se realizó una carrera que comenzaba en Europa y finalizaba en Dakar, Senegal. Es por eso que en la industria automotriz el nombre ‘dakar’ es tan cotizado y genera tantas batallas jurídicas entre los empresarios.

En marzo de 2012, la empresa Llantas y Servicios de los Héroes presentó el registro de la marca Dacar Plus para distinguir los productos de la clase 37 de la clasificación de Niza ante la Superintendencia de Industria y Comercio, SIC.

Esta firma nació en el año 1970 en Bogotá con el nombre Servicentro de Lubricantes y Llantas, pero fue en 1987 cuando cambió su nombre por el que se conoce actualmente, y en el año 2006 se convirtió en una sociedad anónima.

La compañía Autotécnica Colombiana, Auteco, en octubre de 2012, se opuso a la solicitud debido a que la existencia de la marca Dakar, según los representantes legales, podría generar confusión y error en el público consumidor.

“Vemos que la marca solicitada se compone por las expresiones Dacar y Plus, sin embargo la expresión Plus está escrita en un tamaño de letra sustancialmente más pequeño que la expresión Dacar y en consecuencia resulta casi imperceptible dentro del conjunto marcario”, explicó la abogada Helena Camargo, del bufete apoderado Posse Herrera & Ruiz.

Si bien las marcas no estaban estipuladas para distinguir los mismos productos, por la conexidad competitiva, Dacar Plus “pretende amparar los de la marca de mi representada”.

La respuesta de Eduardo López, apoderado de Llantas y Servicios de los Héroes, afirmó que “es imprecisa y confusa la conclusión a la que llega el opositor al dictaminar sin mediar fundamento alguno que las marcas Dakar y Dacar son confundibles entre sí”.

López asegura que al tomar solo la expresión Dacar y excluir la palabra Plus, los opositores no están haciendo referencia a la marca que pretende registrar la compañía automotriz.

Al final de ese año, la oficina de la SIC negó la entrada del signo al mercado al considerar que se evidencian las similitudes entre las marcas comparadas.

“Los signos cotejados presentan similitudes de orden visual y ortográfico susceptibles de generar confusión porque al hacer la comparación de manera sucesiva, se observa su estrecha similitud en el aspecto ortográfico, ya que presentan una clara semejanza”, indicó el despacho.

Dadas las similitudes y la posibilidad de que los consumidores adquirieran un producto o servicio pensando que pertenece a una matriz empresarial, la oficina local declaró fundada la oposición de Auteco y negó el registro a Llantas y Servicios de los Héroes.

Por eso, en febrero de 2013, el representante de la firma solicitante presentó un recurso de apelación en el cual expuso que la originalidad de la marca no permitía que el público la confundiera.

“Cada uno (de los signos distintivos) por sí mismo crea ideas y entendimientos distintos en la mente del consumidor, por tanto no puede decirse que acceder al registro de la marca Dacar Plus, pueda favorecer a la confusión de los consumidores”, expuso López.

En la mitad del presente año, el superintendente delegado para la Propiedad Industrial, se pronunció sobre el caso y afirmó que para la delegatura “consta que no son similarmente confundibles como quiera que pese a que se evidencian coincidencias entre los signos confrontados, no existe similitud capaz de generar error en el consumidor, debido a que cuentan con elementos conceptuales que los hacen diferentes”, razón por la cual revocó la decisión.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.