Colprensa

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa lunes, 29 de abril de 2019

Melo anunció que apelará la sentencia que le impusieron.

Este lunes se cerró uno de los tantos capítulos que tiene el entramado de corrupción Odebrecht. A 11 años y siete meses fue condenado José Elías Melo quien fungió como presidente de Corficolombiana, entidad que estuvo vinculada con las irregularidades en la Ruta del Sol II.

“No cabe duda que José Elías Melo Acosta, mancilló con su comportamiento los inmaculados principios que gobiernan a la función pública y dentro de esta a la función administrativa en particular”, argumentó el Juez 13 con función de conocimiento y añadió que de su parte existió intereses indebidos así como también lo hubo desde la firma brasilera Odebrecht.

Bajo ese entendido, lo que dijo el juez es que Melo Acosta deberá purgar la pena en la cárcel La Picota de Bogotá. Además debe pagar una multa de 174 salarios legales mensuales vigentes y estará inhabilitado por 159 meses.

Para tomar esta determinación, el juzgado tuvo en cuenta los argumentos de la Fiscalía luego de que esta considerara que Melo Acosta tuvo conocimiento del pago de 6.5 millones de dólares en sobornos que se giraron para la adjudicación del segundo tramo de la Ruta del Sol. Hechos que habrían sucedido en mayo de 2009, es decir un año después de que asumió como presidente de la empresa del Grupo Aval.

El juez explicó que el procesado fue responsable por los delitos de cohecho por dar u ofrecer e interés indebido en la celebración de contratos. Este último delito, a consideración del funcionario judicial, “se consuma el día que adjudicó el contrato como era el objetivo final”.

Bajo ese entendido lo que expresó el juez es que no se “desconoce el interés de José Elías Melo en la adjudicación del contrato Ruta del Sol II”. Y pese a que la defensa aportó pruebas desmintiendo su culpabilidad en los hechos, las mismas no lograron convencer, ni persuadir la acusación y la teoría de la Fiscalía.

En su discurso el juez trajo a colación una serie de testimonios en los que se basó para tomar su decisión. Por ejemplo, indicó que uno de ellos confirmaba la existencia de copias de tres cheques, giros que se hicieron entre cuentas del Banco de Occidente y Banco de Bogotá a través de fiduciarias a la banca privada de Andorra, donde se crearon las cuentas para hacer efectivo el pago de los sobornos.

Tras dejar en la palestra pública cada uno de las acciones delictivas de Melo Acosta, el juzgado determinó que debía ir a la cárcel purgar – años. Esto teniendo en cuenta que el exfuncionario estuvo durante todo su proceso judicial en libertad, debido a que siempre estuvo presto a comparecer las veces que era llamado por la justicia.

En la última audiencia llevada a cabo hace 15 días el juzgado determinó prohibirle la salida del país, “teniendo en cuenta que este despacho considera que el procesado ha comparecido y que una vez se conoce el sentido de fallo condenatorio muchos han salido del país, resulta conveniente la restricción”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.