Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Salomón Asmar Soto - sasmar@larepublica.com.co martes, 9 de marzo de 2021

Debido a su importancia y pertinencia en asuntos legales, son muchos los lectores que abogan por hacerlos más sencillos

¿Cuántas veces ha dicho que no entiende el documento escrito por un abogado? O, por el contario, ¿cuántas veces ha necesitado llamar a un abogado para que le explique un documento jurídico?

La escritura jurídica es todo un tema, pues este tipo de escritos de los abogados pueden llegar a ser confusos, extensos y estar llenos de una gran cantidad de palabras en desuso que los convierten en piezas comunicativamente inoficiosas. Esto resulta aún más complicado cuando, en medio de una urgencia, las personas deben acceder a un texto que puede resultarles indescifrable.

En esos casos, al enfrentarse de lleno a esa barrera de conocimiento, el lector no solo debe hacer un gran esfuerzo por entender el contenido, sino que muchas veces puede firmar o asumir decisiones sin estar bien informado. El lenguaje jurídico es definido como el conjunto de términos y expresiones que denotan principios, preconceptos y reglas a que están sometidas las relaciones humanas en toda la sociedad civil. Aunque necesario, debido a su importancia y pertinencia en asuntos legales, son muchos quienes abogan por hacerlos más sencillos.

Esta es la razón por la que mañana 10 de marzo, a las 3:00 p.m., se llevará a cabo la Cátedra LR: “Cómo escribir sin palabras arcaicas para abogados”, con el objetivo de explicar cómo los textos jurídicos pueden ser más eficientes sin perder la esencia y evitar estos errores.

Luis Guillermo Vélez Cabrera, abogado de la Universidad de los Andes, con Maestría en Políticas Públicas de la Universidad de Georgetown y con Maestría en Administración de Empresas del Ipade Business School, ha propuesto varios de estos errores en su libro ‘Manual de escritura jurídica’, que también recibirán los asistentes en su versión web.

Vélez Cabrera fue asesor de la Organización Luis Carlos Sarmiento Angulo y fue socio fundador de Urdaneta, Vélez, Pearl y Abdallah Abogados. Fue viceministro de Defensa Nacional (1994-1995), superintendente de Sociedades, secretario general de la Presidencia de la República y director de la Agencia Nacional de Defensa Jurídica del Estado.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.