Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Stephanny Pérez - sperez@larepublica.com.co sábado, 31 de marzo de 2012

El concepto de capitulación es producto de una serie de vertientes que se han ido procesando y que han evolucionado con el pasar de los años. Desde el periodo de la Conquista, se habla de este trámite como una forma de lograr una protección o posesión de un bien, que en la mayoría de ocasiones genera una renta. Las capitulaciones aún son poco solicitadas en las Notarias, por la falta de conocimiento de los futuros esposos en aplicar este mecanismo como una posibilidad de cuidar el patrimonio individual.

LR consultó a abogados especializados en familia y encargados del notariado para indicarle en qué consiste el contrato pre matrimonial y sepa si esta opción puede ser para usted.

'Las capitulaciones matrimoniales son una convención o contrato que celebran los esposos antes de contraer matrimonio y a través de un inventario establece qué bienes se aportan al matrimonio y a las donaciones y concesiones que se quieran hacer el uno al otro, tanto en el presente como en el futuro'. Así lo define el artículo 1771 y siguientes del Código Civil.

Y es un contrato solemne porque requiere de una modificación a la escritura pública, donde se consigna que ambas partes, quien solicita la capitulación y su pareja, desean incorporar o excluir de la sociedad los bienes que poseen antes de contraer matrimonio.

Este tipo de acuerdo surgen debido a que la ley colombiana, desde 1990, estableció normas claras sobre los derechos de los cónyuges con relación a los bienes que integran la sociedad matrimonial, es decir, el conjunto de bienes y activos que son adquiridos en fecha posterior a la celebración de la unión formal, en la que entran los que he conseguido antes de llevarlo a cabo.

Dentro del contrato prenupcial de protección del patrimonio individual, se pueden vincular retribuciones de inmuebles, es decir alquileres, producción de cultivos y ganado; cuentas bancarias; acciones empresariales; herencias, entre otros bienes materiales.

De acuerdo al bien que se quiere proteger, se podrá celebrar el contrato en dos instancias. Por un lado está la modificación a la escritura pública en caso de inmuebles o mediante la firma del documento privado que se celebra con tres testigos y en los que se redactan otro tipo de bienes.

Este proceso se deberá llevar a cabo con una antelación de seis meses de firmar el acta de compromiso, es decir, no aplica para procesos de divorcio, ni en caso de que se quiera hacer la exoneración el mismo día en que se firma la sociedad matrimonial.

El uso de las mismas, tampoco se puede dar en otro tipo de sociedades que no correspondan a la unión de la pareja, aunque cabe resaltar, que por medio de la unión marital de hecho, las capitulaciones también son válidas, ya que después de dos años de convivencia, los bienes tienen un división similar con las que cuenta el matrimonio legal.

Luis Javier Garzón, abogado de la organización Abogados de Famlia, dice que 'son más importantes las capitulaciones, cuando no se está seguro de cuánto pueda durar una relación. En 'unión libre', también se puede pedir separación de bienes. Uno de los casos donde funcionaron fue en la separación de Shakira, quien capituló sus bienes sin darle la posibilidad a Antonio de la Rua, de tomar algunas de sus propiedades'.

El concepto del documento jurídico ha ido evolucionando. Álvaro Rojas Charry , consejero general de la Unión Internacional del Notariado (Uinl), asegura que 'hace años, no era fácil entender el porqué un esposo proponía las capitulaciones matrimoniales. Cuando esto ocurría era por una evidente diferencia patrimonial, de la que no quería hacer partícipe al otro, pues consideraba que era el fruto de su trabajo individual o de bienes heredados en una sucesión. Hoy en día es casi normal que la pareja se ponga de acuerdo sobre los bienes que cada uno posee y que no genera derechos patrimoniales sobre el otro por el vínculo matrimonial'.

El costo en el otorgamiento de una capitulación matrimonial es el aplicable a la tarifa notarial, autorizada por la ley de la Superintendencia de Notariado y Registro, que representa la base del 3X1000 sobre el valor de los bienes inventariados.

Aunque hay abogados que cobran por la tramitación entre $1 millón y $5 millones, según el valor de la escritura pública.

Efectividad
'Las personas que realizan una capitulación, son generalmente quienes tienen muchas propiedades y quieren protegerlas, tanto como inmuebles como en retribuciones que les pueda generar. No necesariamente se dan por desconfianza, como cree a nivel general', afirma María Carolina Corcione, docente del Politécnico Grancolombiano.

Muchas organizaciones, también protegen a los accionistas, por lo cual exigen, desde el inicio, la realización de capitulaciones antes de contraer matrimonio, sobre todo en la sociedad comanditaria y limitada, en la cual el conjunto de los beneficiados son personas muy cercanas y conocidas.

Las organizaciones hacen esta tramitación por escritura pública, para evitar que en caso de un eventual divorcio, entre a la sociedad la ex cónyuge del accionista.

Cabe aclarar, que este tipo de sociedades conserva a las personas naturales, por lo cual se puede efectuar el trámite, ya que en personas jurídicas no aplica, tal como lo afirma la Código Civil.

Algo similar sucede con las herencias, incluso en dos vertientes, tanto en el padre que capitula y concede los bienes a sus hijos cuando fallezca, y cuando los herederos contraigan matrimonio y no quieren que sus parejas gocen de los bienes que construyó su padre.

Cabe aclarar que este documento es irrevocable y que solo aplicará modificaciones, en caso de muerte del autor de la capitulación, o de que se disuelva la sociedad marital, tal como lo indica el artículo 778 del Código Civil.

En caso de muerte, la renta de los bienes capitulados irá en primera instancia para los hijos, en caso de no tenerlos, será para los hermanos, y como última opción al cónyuge.

Las capitulaciones son válidas cuando una persona va a contraer matrimonio por segunda ocasión y tiene hijos, en este caso el directo beneficiado es procedente de la unión.

Aunque parezca poco común, actualmente las personas están asegurando su patrimonio en las Notarías, especialmente en las principales ciudades del país, como es el caso de: Bogotá, Cali, Medellín, Barranquilla y Bucaramanga, donde Rojas Charry calcula que en el año, se realizan más de 3.000 solicitudes de estos contratos.

Aunque no hay estadísticas organizadas sobre el tema, el consejero y presidente de la Unión Colegiada de Notariado Colombiano, afirmó que 'Las mujeres son, en su mayoría, quienes más exigen las capitulaciones, muchas veces porque los padres les proporcionan algunos recursos de lo que antiguamente se llamaba `la dote`. Hoy ellas prefieren que sus bienes no se consideren aportes a la sociedad conyugal'.

Existe otro tipo de herramientas jurídicas para proteger los bienes, una vez se haya contraído matrimonio, una de ellas, es la liquidación de sociedad, que se realiza el mismo día en que se contrae matrimonio, ante un notario, en el que se deja la sociedad en $0 con el fin de que construido en adelante será de los dos integrantes de la sociedad.

Otra de las opciones es mediante la constitución de patrimonio familiar inembargable.

Recomendaciones
1Determine bajo un buen criterio de selección cuáles son las propiedades, negocios, cuentas de ahorro, ganado, producción agrícola que desea proteger. En caso de ser varios patrimonios, podría dejar algunas propiedades sin capitular.

2 Muéstrele a su pareja que la capitulización es un tipo de contrato que los beneficia como sociedad , a fin de que sea de acuerdo mutuo y evitar futuros disgustos en el momento de firmarlo, llegando al punto de no contraer matrimonio.

3Realizar una capitulación le permitirá tener un proceso de separación menos riesgoso, con la protección de los bienes que adquirió antes de pertenecer a la sociedad del matrimonio y con mejóres índices de conciliación de ambas partes

4Distribuya bien el patrimonio que posee, entre mayor sea el número de bienes protegidos, así mismo será la tarifa aplicada. Si logra clasificar los más valiosos para protegerlos es mejor que dejarlos todos dentro de una capitulación.

5No estigmatizar el uso de la capitulación. En una familia o sociedad matrimonial existe un patrimonio individual y otro colectivo. Lograr realizar esta diferencia, conllevará a que ganen ambas partes y a que se respeten de igual forma.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.