Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Cristian Acosta Argote - cacosta@larepublica.com.co viernes, 26 de marzo de 2021

El articulado precisa que este esquema de trabajo puede ser aplicado en circunstancias especiales de orden público, como la pandemia

El proyecto de ley que regula el trabajo en casa pasó a conciliación tanto en el Senado como en la Cámara de Representantes, definiendo así los beneficios y límites para empleadores y colaboradores.

Con 94 votos a favor en el último debate, la normativa plantea que esta modalidad de trabajo se basa en la prestación de las labores o funciones en un lugar diferente a las instalaciones de la empresa o entidad. Se pactará en un principio por tres meses, pero se puede extender según la necesidad entre las partes.

El articulado precisa que este esquema de trabajo puede ser aplicado en circunstancias especiales de orden público, como la actual pandemia, que obligará al empleador a conciliar con sus empleados la alternativa de trabajo en casa con todos los elementos que lo componen.

Este nuevo escenario laboral digital obliga al empleador a tener en cuenta ciertas consideraciones. Una de ellas es que si antes el auxilio de transporte era imperante, hoy en día se convierte en un auxilio de conectividad digital, que será equiparable si la empresa está bajo la modalidad de trabajo en casa. Por esta razón, la ley afirma que el empleador deberá ofrecer poco más de $100.000 (aproximadamente) a sus trabajadores para tener una óptima conexión.

La norma también plantea el derecho a la desconexión laboral, lo cual constituye un derecho fundamental del trabajador y radica en apartarse de sus tareas laborales cuando termine la jornada. Se establece que la jornada máxima debe ser de ocho horas diarias y de 48 horas a la semana.

LOS CONTRASTES

  • Ángel Custodio CabreraMinistro del Trabajo

    "El trabajo en casa llegó para quedarse. Este es uno de los temas que por efectos de pandemia se quiere consolidar, y lo más importante ha sido el servicio para mantener los puesto de trabajo en el país"

El trabajador también podrá reclamar legalmente cuando considere que su carga habitual de trabajo se está viendo afectada por otras tareas que generan más responsabilidad. Las horas extras no podrán superar las dos horas diarias ni 12 horas semanales. Se respetarán permisos, vacaciones, feriados, licencias con el fin de conciliar su vida personal, familiar y laboral”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.