Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Daniel Rojas Castañeda - drojas@larepublica.com.co martes, 19 de mayo de 2020

Dicen que la ley afectaría a la inclusión financiera de millones de colombianos y a la reactivación económica

Hace algunos días fue aprobada en tercer debate en la Comisión Primera de la Cámara el proyecto que modifica el habeas data financiero, más conocido como ‘borrón y cuenta nueva’ en las centrales de riesgo crediticio.

El hecho generó que ayer el Consejo Gremial Nacional (CGN) a través de un comunicado informara de su preocupación ya que dicen que la misma afectaría a la inclusión financiera de millones de colombianos y, en consecuencia, a la reactivación económica del país.

Uno de los hechos más relevantes que contempla el proyecto es una amnistía por única vez para los colombianos que se pongan al día en los doce primeros meses de vigencia de la ley y para quienes lo hayan hecho con anterioridad. De esta manera, las personas que atraviesan por una difícil situación en la coyuntura pueden pagar sus deudas y salir de las centrales de riesgo.

LOS CONTRASTES

  • Eduardo Visbal Vicepresidente de Fenalco

    “El sistema financiero para otorgar créditos tiene que tener la mejor información posible y en la medida en que esta es más amplia, más fácil se desembolsan los créditos”.

En el comunicado del CGN, donde estuvieron 26 de sus 27 miembros, con excepción de Acopi, se explica que la cantidad y la calidad de los datos crediticios favorece el acceso de la población al crédito otorgado por diferentes sectores empresariales.

“Eliminar dicha información podría conducir a una inadecuada colocación del ahorro del público, al deterioro de la calidad de la cartera de las empresas y al fomento de la cultura del no pago”, indicó en su misiva el Consejo Gremial.

Según lo explicaron, si se llegase a aplicar la ley las entidades financieras se verían forzadas a tomar decisiones de crédito con información incompleta, por lo que las llevaría a endurecer sus políticas de riesgo, afectando a la población más vulnerable, ya que es en su historial crediticio donde se encuentra su mejor activo frente a sus acreedores.

Esto encarecería la adquisición de créditos de muchos ciudadanos y pequeñas empresas, ya que pueden acceder a estos préstamos debido a su buen comportamiento y eso no se revelaría si se aplicara ese “borrón y cuenta nueva”.

“Si se insiste en este proyecto de ley, la población colombiana quedaría aún más expuesta al crédito informal o “gota a gota”, o a la violencia de sus cobradores, impidiéndole a millones de hogares salir del círculo de la pobreza”, se aseguró en el comunicado desde el Consejo.

El documento estuvo firmado por los diferentes gremios del país: Acolfa, Acm, Acp, Acoplásticos, Analdex, Anato, Andi, Andesco, Asobancaria, Asocaña, Asocolflores, Cámara Colombiana de la Infraestructura, Colfecar, Confecámaras, Camacol, Naturgas y la SAC, entre otros.

De esta manera, el CGN ofreció colaborar con el Congreso para encontrar distintas alternativas encaminadas a promover el acceso de la ciudadanía de crédito formal. Y recordó que el país está atravesando por una emergencia que requerirá de un apalancamiento en el otorgamiento de crédito para poder impulsar la reactivación económica de miles de empresas.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.