Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Ricardo Gaitán miércoles, 24 de abril de 2013

RESPONSABILIDAD SOCIAL DE MARCA (Parte IV)

La marca es uno de los principales patrimonios que puede tener una empresa y una de las mejores armas para asegurar su crecimiento. Frecuentemente los consumidores son conducidos hacia marcas consideradas por tener una buena reputación en áreas relacionadas con la RS. Una marca considerada socialmente responsable, puede beneficiarse de su reputación entre el público, incrementando la habilidad de la empresa para atraer y aumentar su capital. 
 
¿La Responsabilidad Social Cambia la reputación de la empresa?
Hoy en día la gente piensa más favorablemente en las empresas que focalizan sus esfuerzos no solo en la donación de productos o participación filantrópica, sino en el diseño del mismo producto. A finales de la década de los noventa, en los países bajos, ITT Nokia logró un ingreso bruto de 73% de su línea de televisores, un mes después de que una revista la calificara como una marca comprometida con la Responsabilidad Social, basándose en parte, en el consumo de energía, el reciclaje y la utilización reducida de materiales dudosos. En los EE.UU., los consumidores gastan aproximadamente 110 billones de dólares en productos que se identifican como “socialmente o ambientalmente progresivos”, según un informe del Aspen Institute.
 
¿Qué más puede lograr una marca con sello de RS?
Las marcas comprometidas en la creación de un ambiente propicio para que los seres humanos disfruten de una vida saludable, logran gran receptividad en los medios de comunicación. Muchas de las más importantes revistas y periódicos económicos del mundo publican listas anuales sobre las empresas y las marcas que tienen entre sus objetivos la Responsabilidad Social. La revista Fortune por ejemplo, sitúa la Responsabilidad Social entre los criterios usados para realizar las encuestas anuales de las Empresas y/o marcas más admiradas, conjuntamente con la solidez financiera y calidad en la administración.
 
¿Cuál es el origen de la Responsabilidad Social Corporativa?
Algunos expertos señalan el origen del movimiento por la RSC en la década de los treinta y otros en los setenta. Lo cierto es que desde los años noventa este concepto ha ido cobrando fuerza debido a la internacionalización de actividad económica, el desarrollo de nuevas tecnologías, pero por sobre todo, de los grandes males que aquejan el mundo causados principalmente por la industrialización, la concentración de la riqueza y la corrupción en cualquiera de sus manifestaciones.
 
 Varios organismos de este carácter se han creado desde entonces, estableciendo directrices que sirven como orientación para las empresas que deciden aplicar este concepto entre sus objetivos empresariales. Dentro de los más destacados tenemos: 1.) Global Compact (Pacto Mundial) de Naciones Unidas. 2.) Global Reporting Initiative (Iniciativa para la Rendición de Cuentas Global). Existen otras que están contribuyendo de forma eficiente a la creación y difusión de una cultura responsable entre las organizaciones que forman el trenzado empresarial de cada país. 
 
¿Qué diferencia existe entre RSC y RSE?
La Responsabilidad Social Corporativa, RSC, se relaciona con los valores morales en los negocios y el de “comercio justo”. El concepto Responsabilidad Social Empresarial, RSE, está ligado al principio de inversión socialmente responsable, pero enfocado en la decisión del inversionista. La RSC se funda en una ética empresarial y va más allá de la mera formulación de valores y postulados éticos, mientras que la RSE es la convergencia de fines filantrópicos con necesidades de desarrollo de nuevas tecnologías y productos. 
 
LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.