Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

  • Colprensa

martes, 15 de abril de 2014

La Corte Constitucional ordenó a la Fiscalía General de la Nación que reabra un proceso penal por el presunto abuso sexual del que habría sido víctima una menor de edad en la ciudad de Cúcuta, luego de estimar que todo el proceso estuvo lleno de inconsistencias.

Se trata de una joven de 11 años que habría sido abusada y víctima de tocamientos al parecer por una persona cercana a su círculo familiar desde 2007 hasta 2009, hechos que llegaron a los estrados judiciales y que se definieron a favor del acusado en febrero de 2012 con una resolución de preclusión.

En fallo de tutela, en el que la Corte protegió las identidades de los involucrados, la Corporación indicó que este proceso estuvo viciado desde el comienzo ya que debió tramitarse por el nuevo sistema oral (Ley 906 de 2004) y no por el antiguo proceso de la Ley 600 del año 2000.

Además, la Corporación indicó que en el proceso no hubo una adecuada valoración del material probatorio y que hubo vulneración a los derechos de la presunta víctima a la hora de hacerle la entrevista psicológica.

“En este orden, considerando que los hechos investigados datan de 2007 a 2009, y de 2011, son posteriores al año 2005, y además, que para la época en que se inició la actuación penal en abril de 2011 el Sistema Penal Acusatorio ya tenía plena aplicabilidad en el Distrito Judicial de Cúcuta, es claro que la investigación debió adelantarse conforme a las previsiones de la Ley 906 de 2004, sin que se advierta razón alguna para que la Fiscalía Primera Seccional Caivas aplicara el trámite y asumiera las competencias fijadas en la Ley 600 de 2000”, señaló la Corte.

En el fallo la Corte no se explica el procedimiento de la Fiscalía en este caso y señaló que, en consecuencia, todas las decisiones que se tomaron en el proceso carecen de competencia, por lo que todo debe iniciar de nuevo con la imputación de cargos del presunto agresor. “(...)y teniendo en consideración el material probatorio legalmente recaudado, el cual conserva su validez y debe ser valorado e incorporado a la investigación y al juicio conforme al principio de interés superior del menor que impone adoptar las medidas que se requieran a efectos de evitar la revictimización de la menor a favor de quien se concede la tutela”, señaló la Corte, que también dice que no hay justificación para que la Fiscalía Primera Seccional Caivas haya negado credibilidad a lo expresado por la víctima en la entrevista, por cuanto ignoró que el relato efectuado por la menor en la entrevista fue ratificado en la entrevista realizada el 4 de noviembre de 2011.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.