Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Paulo Andrés Durán G. - pduran@larepublica.com.co martes, 28 de junio de 2016

A la derogación de dos pilares fundamentales del Acto Legislativo 02 de 2015: el Consejo de Gobierno Judicial y la Gerencia de la Rama Judicial; se le podría sumar hoy la eliminación del Tribunal de Aforados, con el que el Gobierno pretendía sustituir la Comisión de Acusación de la Cámara de Representantes para investigar y acusar al presidente de la República, a los magistrados de las altas cortes y al fiscal General de la Nación.

Esto, gracias a una demanda interpuesta por el exfiscal, Eduardo Montealegre a la creación de este Tribunal y a la ponencia presentada en contra de esta nueva figura por el magistrado Alejandro Linares. 

Según declaraciones recientes, Montealegre consideró que el Tribunal es inconstitucional porque sustituye a la Carta Política y elimina el antejuicio político “al que los más altos funcionarios de la Nación tienen derecho antes de ser sujetos de acciones de autoridades judiciales”.

Por su parte, para Linares, los otros magistrados no deberían dejar prosperar la figura por considerar que tuvo vicios de trámite.

Conforme con Juan Manuel Charria Segura, constitucionalista de la Universidad Javeriana, de ser declarado exequible el tribunal, todas las funciones de la Comisión pasarían a esta nueva figura y sería la encargada de investigar a los altos dignatarios del Estado. “Es necesario que pase pues se requiere un tribunal serio que ponga en cintura a estos funcionarios pues la Comisión de Acusación ha sido desde su creación en 1991 un auténtico fiasco, no por nada, se le conoce como la ‘Comisión de Absoluciones’”, manifestó Charria Segura.

Y agregó, que si por el contrario, la Corte  declara inexequible el tribunal, la Comisión seguirá, entre comillas, investigando a los altos funcionarios. “Al conservar su competencia se generaría, prácticamente, impunidad porque no sirve para nada”, aclaró Segura. En contra posición, Luis Freddyur Tovar, magíster en Estudios Políticos expresó que la Corte deberá inclinarse hacia la inexequibilidad del Tribunal de Aforados, pues esa figura violenta el principio democrático del control político, “además, de la imposibilidad de buscar a esos “superhombres” morales e inmaculados que van a hacer los jueces de los altos dignatarios del Estado”, dijo Freddyur Tovar.

De igual forma, según fuentes de la Corte, los magistrados, muy posiblemente, declararán inaxequible la figura, más allá de por tener vicios de trámite por sustituir la Constitución Política.

Las opiniones

Juan Manuel Charria Segura
Constitucionalista de Universidad Javeriana

“La Corte deberá inclinarse hacia la inexequibilidad del Tribunal de Aforados pues esa figura violenta el principio democrático de control político, y además, su conformación nacería muerta”.

Luis Freddyur Tovar
Magíster en Estudios Políticos

“Si la Corte tumba el Tribunal de Aforados, la Comisión de Acusación seguirá “investigando” a los altos funcionarios del Estado, acción que se traduciría en impunidad para el país”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.