Juan Pablo Vega B. - jvega@larepublica.com.co Miércoles, 2 de agosto de 2017

La Sala Penal del alto tribunal decidió no reconocer la solicitud elevada por la defensa del mandatario capitalino.

Por lo pronto, el proceso de revocatoria contra el alcalde Bogotá, Enrique Peñalosa, continuará debido a la decisión de la Corte Suprema de Justicia, que dejó en firme la iniciativa.

La Sala Penal del alto tribunal decidió no reconocer la solicitud elevada por la defensa del mandatario capitalino, según la cual pedía, a través de una tutela, que se respetara el debido proceso, y el derecho a ser elegido.

Además se argumentó la violación de la representación del casi millón de bogotanos que respaldó la propuesta política del Alcalde.

La Corte no acogió los argumentos de la defensa de Peñalosa, pues no se pudo comprobar que con la revocatoria se violen los derechos sustentados en la acción popular.

Así mismo, la sala explicó que no se puede atribuir a la revocatoria, como mecanismo de participación ciudadana, “las características y ritualidad de un proceso judicial”, ya que se trata de un “juicio político”.

También se rechazó el argumento relacionado con la vulneración de los derechos fundamentales de Peñalosa, pues la sala sostuvo que el trámite se dio “de conformidad con las previsiones legales”, tal como exige la Registraduría.

La defensa del alcalde pretendía a través de la tutela interpuesta ante la Corte, reversar la decisión del Tribunal Superior de Bogotá, que en su Sala Penal rechazó otra tutela en junio, al considerar que Peñalosa tiene otros mecanismos jurídicos para adelantar la defensa de lo que él considera la violación de sus derechos fundamentales, por lo cual no fueron acogidos los argumentos del mecanismo legal.

Así las cosas, ya son dos los intentos fallidos de la defensa del Alcalde para bloquear jurídicamente el proceso de revocatoria en su contra, que continuaría su trámite, de no haber una nueva acción.