Reuters Martes, 31 de marzo de 2015

La corte declinó oír una apelación presentada por tres estudiantes de Live Oak High School, en Morgan Hill, al sur de San Francisco.

En el evento del 5 de mayo de 2010, personal de la escuela dijo a varios estudiantes que su ropa podría provocar un incidente. Dos de ellos optaron por irse a sus casas tras rehusarse a vestir sus sudaderas al revés.

En esos momentos la escuela había estado registrando tensiones vinculadas a bandas y altercados raciales entre estudiantes caucásicos e hispanos.

Funcionarios de la institución dijeron que temían que la imposición de imágenes patrióticas estadounidenses por parte de algunos estudiantes provocara peleas entre ambos grupos en el evento en que algunos celebraban su orgullo en sus raíces mexicanas.

Abogados de los estudiantes dijeron que el temor de que las sudaderas ofendieran a otros no superaba a los derechos a la libertad de expresión debido a que el acto de usar las sudaderas no subió al nivel de incitar a la violencia.

Tres de los estudiantes afectados (Daniel Galli, Matt Dariano y Dominic Maciel) estaban involucrados en la demanda, que fue presentada en su nombre por sus padres.

En la decisión de febrero de 2014, la Corte de Apelaciones de San Francisco dijo que los funcionarios escolares no violaron la primera enmienda de la Constitución de Estados Unidos, que garantiza la libertad de expresión.

Los funcionarios de la escuela actuaron por preocupaciones legítimas de violencia al enviar a un puñado de estudiantes a sus casas por rehusarse a cambiar su ropa con la bandera de Estados Unidos, dijo la Corte.