Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Vanessa Pérez Díaz - vperez@larepublica.com.co martes, 28 de octubre de 2014

La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia finalmente emitió un fallo que da por finalizado el juicio contra Moreno Rojas, que se abrió para investigar su vinculación al llamado "carrusel de la contratación" de Bogotá.

La máxima autoridad judicial se basó en testimonios presentados en juicio como el del excontratista Emilio Tapia y el del abogado Álvaro Dávila, que apuntan a que Moreno utilizó su influencia como Senador para que el Grupo Nule recibiera por parte del Instituto de Desarrollo Urbano la adjudicación de dos contratos a cambio de coimas. 

La Corte condenó a Moreno por encontrar probado que el exsenador pidió coimas para favorecer a los contratistas y porque favoreció a su esposa con la asignación de una estación de gasolina en la vía Girardot-Bogotá, que estaba en construcción por el Grupo Nule. 

En este proceso, cuyo juicio duró tres años, tanto la Fiscalía como la Procuraduría pidieron la condena del exsenador, mientras que este se declaró inocente. 

De acuerdo con Moreno, no hay una sola prueba de que hubiese ejercido ni tráfico de influencias frente a los funcionarios públicos y los contratistas. 

No obstante, para la Procuraduría, por ejemplo, se comprobó la participación de Moreno Rojas en el acuerdo realizado en el segundo semestre de 2008 con los integrantes del Grupo Nule para recibir una comisión del 8% del valor de cada uno de los contratos 071 y 072 para la malla vial de Bogotá. 

Según la Procuraduría, de ese 8%, un 6% iba dirigido a los hermanos Samuel e Iván Moreno Rojas y el restante al excontralor Distrito Miguel Ángel Moralesrussi.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.