Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

José David Castilla Viernes, 7 de diciembre de 2018

La corporación estudió los impedimentos de los candidatos ternados

La Corte Suprema de Justicia estudiaba los perfiles de los tres candidatos que se encargarían de la dirección de la investigación en el caso Odebrecht, sin embargo, después de que surgiera un debate muy fuerte alrededor de los impedimentos generados por la postulación de la magistrada Margarita Cabello, la propia jurista decidió renunciar, por lo que la terna quedó desintegrada y la Corte se vio en la necesidad de revaluar.

A las 5:30 de la tarde y debido a la salida de Cabello la Corte Suprema tomó la decisión de devolver la terna presentada por el Presidente por lo que se evalúan sesiones extras.

Según declaraciones anteriores del presidente del alto tribunal, José Luis Barceló, la corporación estudiaba tres posibilidades: rechazar la terna y devolverla al Presidente, declarar los impedimentos de los magistrados o declarar sesiones extraordinarias para tomar la decisión, esta última parece ser la más aceptada.

 

La salida de la magistrada Cabello se dio luego de que se reunieran con Duque para discutir la viabilidad de su figura. Aunque no existen impedimentos legales porque la figura no está determinada en ningún texto normativo, la magistrada Cabello decidió dar un paso al costado en esta nominación.

En varias comunicaciones que sostuvo con distintos medios de comunicación, Cabello aseguró que no se encontraba impedida para tomar la dirección del caso, pese a que había participado en la elección de los actuales magistrados que hoy conforman la Corte.

Frente a la posibilidad del rechazo, el Presidente afirmó que tiene preparada otra terna. La decisión se tomaría en las sesiones extraordinarias que se convoquen para realizar la elección definitiva del fiscal ad hoc.

La decisión de devolver la terna también fue fuertemente controvertida por varios sectores judiciales. Por una parte, Pablo Bustos, director de la Red de Veedurías, afirmó que debido a las características especialísimas de la figura “no existen fundamentos para los impedimentos en la votación”.

 

Por su parte, el exmagistrado de la Corte Constitucional, José Gregorio Hernández, dijo que “aunque es una figura atípica, la persona que ejercerá el cargo va a realizar una función pública. Esto no es un encargo, es una figura no reglada, que se encargará de un tema muy delicado para el país”.

Sectores criticaron que limitaran las facultades del fiscal ad hoc a solo tres casos relacionadas con el escándalo de corrupción. David Murillo, jefe del departamento de derecho constitucional de la Universidad Libre, asegura que “estamos en el peor de los escenarios, porque el fiscal Martínez debe renunciar a su cargo”.

El futuro por esta investigación es incierto y corresponderá al nuevo fiscal destrabarlo.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.