Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

José David Castilla viernes, 3 de mayo de 2019

Los senadores no llegaron a un acuerdo

El debate por las objeciones presidenciales a la ley estatutaria de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) se tornó en una serie de complicaciones jurídicas que aún no se han definido.

Ayer, durante una plenaria poco habitual en el Senado, el presidente de la corporación habilitó a los congresistas para que realizaran una segunda votación sobre el informe que negaba las objeciones. Sin embargo, este no fue aprobado porque únicamente estaban presentes 32 senadores de la bancada oficialista, quienes no aceptaron la ponencia.

Inmediatamente después, se habilitó la votación para la ponencia positiva que aceptaba las objeciones, pero esta tuvo la misma suerte. Ante esta realidad, Ernesto Macías aseguró que “como no se cumplieron las mayorías debo decir que las objeciones no fueron ni aprobadas ni negadas y remitiré el informe a la Corte Constitucional”.

El tema central que definirá el tribunal será el álgido debate sobre las mayorías absolutas para la toma de decisiones. Esto tiene su fundamento en la Ley quinta de 1992, donde se estableció que cualquier inconsistencia de trámite en la aprobación de un proyecto de ley debe ser resuelto por la Corte Constitucional. Expertos creen que en un plazo no mayor a seis días.

Los senadores del Centro Democrático sostienen que las disposiciones constitucionales son claras y que los promotores de negar las objeciones se quedaron sin el voto definitivo en esta controversia.

Por su parte, la bancada Propaz encabezada por Roy Barreras, Gustavo Petro, Iván Cepeda y Antonio Sanguino resaltó que las objeciones ya fueron derrotadas, debido a que contaron con las mayorías absolutas. Además, los senadores afirmaron que se está contando la curul de Aída Merlano, quien no se posesionó como senadora, razón por la cual se alteraría el ‘número mágico’ de aprobación.

Esta disparidad sobre el conteo deliberatorio ya se había presentado en la corporación. El debate que suscitó la controversia fue el de las curules especiales para las víctimas. En esa ocasión, la bancada del Centro Democrático derrotó al gobierno Santos, el cual tuvo que perder este núcleo fundamental del acuerdo de paz porque le hizo falta un voto.

Kenneth Burbano, director del Observatorio Constitucional de la Universidad Libre, explicó que la Corte tendrá seis días para tomar una decisión definitiva sobre las objeciones.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.