Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

María Camila Reina - mreina@larepublica.com.co martes, 20 de mayo de 2014

La Superintendencia de Industria y Comercio, SIC, multó a la organización Cristianos Unidos por una Sonrisa con $92,4 millones por publicidad engañosa.

La publicidad estaba dirigida para promocionar sus servicios odontológicos. El mensaje de la campaña era “pague los materiales y nosotros la mano de obra” pero la SIC determinó que dicho mensaje no era cierto, porque la mano de obra no era gratis.

La multa fue por infringir los artículos 23, 29 y 30 del Estatuto del Consumidor “al suministrar información y publicidad engañosa a los consumidores acerca de la gratuidad total de los servicios odontológicos, cuando en realidad sí tenían costo y eran cobrados al consumidor a través de rubros tales como arriendo, luz, agua y publicidad”, indicó la autoridad.

Dicha sanción fue posible gracias a la denuncia por un “consumidor vigilante” o “consumidor veedor”, que informó a la Superindustria sobre la campaña publicitaria de Cristianos Unidos por una sonrisa, que fue emitida por varios medios de comunicación.

La Superintendencia revisó cada una de las pruebas y determinó que durante 2012 y 2013 la organización religiosa cobró a los consumidores los tratamientos odontológicos. Tanto el valor de los materiales como el costo de la mano de obra.

Dicha sanción fue emitida en primera instancia por lo que a la entidad aún le quedan los recursos de reposición y apelación ante la SIC.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.