Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Valentina Acosta Fonseca viernes, 15 de enero de 2021

Aunque se mantiene la encriptación de datos, en el caso de las conversaciones con empresas la aplicación tendrá más información

La red social que Facebook compró en 2014 por más de US$20.000 millones y que ahora pide a sus usuarios una actualización en su política de datos, ha causado controversia y pocos explican los pros y los contras de decirle sí a la modificación de privacidad. Acá les contaremos algunos de sus riesgos.

Lo primero que hay que decir es que los datos publicados y compartidos en Facebook hacen parte ya de una base de datos a los que la compañía estadounidense tiene acceso para “mejorar la experiencia del usuario”, y que desde el próximo ocho de febrero estos cambios entrarán en funcionamiento en la aplicación.

En el caso del Whatsapp de uso personal, el abogado Daniel Alejandro Monroy Cely, explicó que “no es cierto que la app vaya a tener acceso a los mensajes porque estos tienen encriptación, lo cual le impide acceder a los mensajes. A lo que tendrá acceso es la ubicación, a los estados, al tiempo de conexión y contactos”, explicó.

En la misma línea, el especialista en ciberseguridad de la firma Safetica Technologies, Maximiliano Cantis, aseguró que todo lo que sea contenido que se envía entre contactos permanecerá de manera cifrada, no se podrá ver y no se compartirá con Facebook. “A lo que la empresa podrá acceder es a la marca de celular y el proveedor, a los datos de contactos y aspectos como cada cuánto hablo con un contacto. Por ejemplo, en el caso de realizar compras a través de la aplicación, esa información se guardaría”, comentó.

Ante las abundantes críticas, la red social aclaró sobre este punto que no se mantendrá un registro de los contactos a los que cada usuario llama o envía mensajes y que tampoco puede acceder a ver los mensajes personales ni escuchar las llamadas, y Facebook tampoco.

Aunque muchos han cuestionado el uso de WhatsApp normal, pocos han puesto atención al WhatsApp empresarial. El abogado Monroy explicó que lo que sí podrá hacer la compañía con su nueva política es acceder a los mensajes que se cruzan con cuentas empresariales, monitoreando los temas de consumo y abriendo la posibilidad a generar publicidad en dicha red social.

Frente a las dudas con mensajes con empresas y la forma en que WhatsApp trabaja con Facebook, la red social indicó que, si los usuarios eligen interactuar con ‘Tiendas’, “se podrá usar la actividad de compra para personalizar la experiencia con las tiendas y los anuncios que cada usuario ve en Facebook e Instagram”, aclarando que las funciones como ésta son opcionales, y cuando los usuarios las elijan, se les informará en la aplicación de qué manera se comparten sus datos con Facebook.

La mensajería con empresas es diferente de la que los usuarios comparten con amigos o familiares. Ya sea que los usuarios se comuniquen con un negocio por teléfono, correo electrónico o WhatsApp, dicha empresa podrá ver la información que se comparte con ella y usarla para sus propios fines de marketing, que podrían incluir el uso de publicidad en Facebook.

Según Whatsapp, en este caso, se etiqueta con claridad las conversaciones con empresas que eligieron utilizar los servicios de alojamiento de la plataforma de Facebook.

Protección en Colombia

Dentro de las leyes que protegen a los usuarios en Colombia, se encuentra la 1582 de 2012 más conocida como Habeas Data, que prohíbe la transferencia de datos personales de cualquier tipo a países que no proporcionen niveles adecuados de protección de datos.

Los datos personales, salvo la información pública, no podrán estar disponibles en Internet u otros medios de divulgación o comunicación masiva.
“Por la Constitución, todos tenemos el derecho a la Habeas Data, es decir, que tengamos conocimiento de la información sobre nosotros en las bases de datos, ese derecho se ha materializado en leyes dentro de las cuales se ha facilitado que nos sumamos riesgos asociados a la perfilación de nuestra información sin una autorización previa y con términos transparentes”, explicó el abogado Pablo Márquez.

A raíz del anuncio de WhatsApp, la plataforma Telegram superó los 500 millones de usuarios activos y en los últimos días más de 25 millones de nuevos usuarios se unieron a esta red social. Según la política de privacidad de la compañía, esta tiene dos capas de cifrado seguro y “todos los datos, sin importar su tipo, son cifrados de la misma manera, ya sean textos, multimedia o archivos”.

Otra de las aplicaciones que comienza a tener mayor visibilidad es Signal, que desde su descripción aclara que es posible enviar y recibir mensajes confidenciales y además, está pensada para mantener la privacidad de las conversaciones siempre activada.

A pesar de las miles de descargas de otras aplicaciones de mensajería instantánea en los últimos días, Márquez dijo “no pasará en el corto plazo que Whatsapp se abandone”, teniendo en cuenta que la mayoría de los planes en internet en telefonía móvil incluye el uso de esta app gratis y además, tal y como pasó con Messenger, el desplazamiento de los usuarios es gradual.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.