Colprensa Jueves, 22 de junio de 2017

Así lo manifestó el procurador General de la Nación, Fernando Carrillo Flórez, quien señaló que el Decreto no es legal y debe ser derogado, porque la norma ignora el derecho a la libertad e igualdad de cultos. “Todas las convicciones religiosas son respetables pero no están llamadas a imponerse desde el ejercicio de la función pública”, señaló. 

Como antecedente recordó que la Corte Constitucional, en su sentencia C-350 de 1994, estableció que la consagración oficial de la República de Colombia al Sagrado Corazón violaba la Carta Política. 

Para la Procuraduría, el cumplimiento de los fines de la función administrativa exige de las autoridades, en este caso de las de Yopal, garantizar la efectividad de estos principios y, en particular, evaluar y adoptar las medidas para restablecer el orden afectado por el Decreto 036. 

“Las intenciones que tuvieron la alcaldesa y su equipo para expedir este decreto, obedecen a convicciones propias de su fuero interno que no deben interferir sus responsabilidades públicas. Hoy lo importante es que todos esperamos que Yopal logre escapar de las garras malignas de la corrupción, siguiendo la ruta de un servicio público integro que debe obedecer únicamente a valores establecidos en la Constitución y la ley, sin ningún tipo de connotación religiosa”, advirtió el procurador. 

Carrillo Flórez exhortó a la alcaldía de Yopal a derogar el decreto y advirtió que la Procuraduría General de la Nación estará atenta para iniciar las acciones que se requieran en este caso.