Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

sábado, 18 de junio de 2016

Antes que nada, hay estudios que hablan del poder aglutinador del deporte. En un espacio donde existen muchas ideas, formas de ver las cosas y de pensar, las reglas de juego de cualquier deporte, generalmente simples, permiten a muchas personas ponerse de acuerdo y sacar delante de manera conjunta un propósito. 

También el deporte unifica en la medida en que las personas sin importar su condición económica o su formación académica pueden hablar de igual a igual de estos temas. En este sentido el deporte acaba con las barreras sociales y construye puentes de comunicación que permiten un mejor entendimiento de las personas.

Existen varios estudios que indican que el dinero invertido en el deporte es mucho más eficiente para prevenir conductas como el consumo de drogas y alcohol que otro tipo de políticas públicas, pues es una realidad que los deportistas tienen costumbres más sanas y viven alejados de entornos que propenden por estas actividades de consumo y la violencia. Igualmente, a nivel individual la práctica del deporte ayuda en la recuperación de traumas físicos y mentales, presentes en infinidad de personas que durante mucho tiempo estuvieron armados o fueron víctimas o victimarios.

Finalmente, la práctica deportiva enseña a resolver los conflictos de manera diferente a los golpes o los tiros, no siempre se podrá ganar y no siempre se será el mejor, el más fuerte o el más rápido, esta realidad permite a los jóvenes manejar de mejor manera las diferencias y aceptar carencias que se tiene.

Personalmente una de las sensaciones más agradables que me ha regalado el fútbol fue ver, hace dos años, que en momentos oscuros como los de la pasada campaña presidencial, con hackers robando información, publicidad que invitaba a la violencia y discursos incendiarios, la selección Colombia logró por dos o tres semanas, bajar el tono de las discusiones, que continuaban acaloradas pero a la vez, mucho más pacíficas; se peleaba de forma amigable, si Falcao hacía falta a la selección o si Cuadrado estaba jugando donde debería y finalmente si fue gol de Yepes; 23 jóvenes manejados por un argentino cambiaron la cara y el clima hostil del momento.

Otros aspectos deben ser analizados. Colombia al tener un conflicto armado de viejísima data tiene una importante población de personas con discapacidad. El deporte está avanzando de manera clara hacia la inclusión de estas personas en las todas las competencias. 

Por una parte existe toda una organización deportiva para eventos que incluyen a personas en situación de discapacidad, por la otra, algunos deportes están aceptando deportistas con prótesis aún en juegos olímpicos, como ocurrió con el corredor de 400 metros Oscar Pistorius en los olímpicos de Londres, quien logró luego de acudir al Tribunal Arbitral del Deporte ser admitido en esta prueba y competir con prótesis en las piernas. 

Falta mucho por definir y reglamentar en este aspecto, pero en un mundo donde cada vez hay más personas en situación de discapacidad se deberá contemplar su inclusión efectiva y analizarla frente a los reglamentos de competición actual.

Me quedan dos líneas para volver a indicar la necesidad de utilizar el vídeo en el fútbol, ya son varias las situaciones como la ocurrida en el pasado juego Brasil - Perú y que el árbitro no puede ver. 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.