Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Isabela Gandini - isabella.gandini@nortonrosefulbright.com viernes, 23 de septiembre de 2016

¿Qué factores propiciaron el surgimiento de la tercerización laboral?

La tercerización surge de la necesidad que tienen las empresas de ser competitivas en un mercado que requiere eficiencia en la productividad por los avances tecnológicos, económicos, ideológicos y culturales. Contar con otras formas de contratación diferentes a la laboral, permite al empresario responder con agilidad en ciertos eventos, sin verse abocado a cargas laborales excesivas.

¿Es la tercerización una tendencia en aumento o disminución y a qué se debe esto?

Si bien la tendencia de la tercerización iba en alza, con la expedición del Decreto 583 de 2016 es probable que la dinámica en los esquemas de contratación cambie. Esto por el temor que puede existir en el empresariado entorno a los criterios que va a emplear el Ministerio a la hora de aplicar los criterios indicadores de lo que se entiende por tercerización ilegal.

¿Cuáles son los principales retos de la tercerización laboral en Colombia?

Los retos que el país debe asumir para que la tercerización continúe siendo una fuente formal de ingresos para la economía serán: combatir la desinformación; interpretar el exceso de normas de manera uniforme; atacar el abuso de formas de contratación alternas a la laboral; invitar a algunos sectores a superar la resistencia a explorar otras modalidades de contratación legales y diferentes a la laboral.

¿Cuáles son las recomendaciones para una empresa al momento de tercerizar?

Para tercerizar inteligentemente hay que analizar es si la personas natural o jurídica contratada para la prestación de servicios o el suministro de bienes tiene la capacidad para actuar con autonomía técnica, directiva y financiero. Fundamental contar con contratos de prestación de servicios que incluyan cláusulas que determinen de manera clara el objeto del servicio, las obligaciones del contratista, las condiciones y formas de pago, las relativas a las garantías y a los casos especiales, entre otros. Finalmente, es recomendable auditar permanentemente a los terceros con el fin de garantizar las buenas prácticas laborales.

¿En cuáles casos es viable la tercerización y en cuáles no?

Contratar a un tercero para el desarrollo de una actividad propia o ajena al giro ordinario de los servicios es viable, siempre y cuando el proveedor de bienes y/o servicios requerido actúe como un verdadero empleador y cumpla con los derechos laborales y constitucionales de sus empleados. 

¿Cuál es el futuro de la tercerización en Colombia y cómo debería operar esta figura para que sea sostenible para todos los actores que hacen parte de esto?

Resultaría absurdo pensar que las formas alternas a la vinculación laboral están llamadas a desaparecer en el futuro. Todo lo contrario, las economías mundiales se están modernizando y la dinámica de los negocios exige contar con alternativas flexibles y eficientes. En esta medida la evolución de la tercerización dependerá en gran parte de la correcta interpretación que se haga de las normas, así como del correcto uso de las formas de contratación que hagan los empresarios.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.