Colprensa Martes, 8 de marzo de 2016

Tras conocer todas la pruebas expuestas tanto por la defensa como por la Fiscalía, el despacho declaró culpable al exmandatario Distrital de incurrir en los delitos de interés indebido en la celebración de contratos y cohecho. 

“A Samuel Moreno no le importó ser el Alcalde Mayor de Bogotá, y solo busco un beneficio económico, lo cual merece el mayor grado de reproche por las actuaciones del mandatario capitalino, que lograron su cometido con la Secretaría de Salud, los contratistas, y varios particulares, quienes incluso apoyaron su aspiración política; con el lenguaje del pueblo solo pueden ser llamados hampones de cuello blanco, que desequilibraron las arcas de Bogotá, y de los ciudadanos de a pie (SIC)”, manifestó el despacho.

La Fiscalía logró demostrar ante el despacho que Samuel Moreno permitió que el Secretario Distrital de Salud de su gabinete, Héctor Zambrano, aceptara promesas remuneratorias para facilitar a Emilio Tapia -ya condenado- la adjudicación del contrato 1229 de 2009, para la prestación del servicio de ambulancias. Según estableció la Fiscalía en el juicio, por la licitación de ese contrato de $69.000 millones, el exmandatario, su hermano Iván Moreno y varios concejales se apropiaron de 9% del contrato, el cual es un valor cercano de $6.300 millones, que repartieron entre ellos. 

En el juicio declararon Héctor Zambrano, Emilio Tapia, Iván Moreno, Inocencio Meléndez, Andrés Camacho y otros involucrados en el ‘Carrusel de la Contratación’, testimonios que fueron tenidos en cuenta por el juez para emitir la sentencia.

En su relato, la Fiscalía enunció que los hechos por los que Samuel Moreno fue condenado este martes son graves, y merecen que el Juzgado imponga una pena ejemplar, esto al tener en cuenta la posición que el exfuncionario tenía al momento de cometer los delitos.

La Fiscalía General le solicitó que la pena para el exalcalde de Bogotá sea de 24 años de prisión, al tener en cuenta que por este proceso fueron condenados el excontratista Emilio Tapia y el exsecretario de Salud, Héctor Zambrano. Para el ente acusador, se debe sentar un precedente frente a los casos de corrupción.

Es de recordar que contra Samuel Moreno existen dos procesos asociados al ‘carrusel de la contratación’, uno por irregularidades en la malla vial de Bogotá, y otro por la licitación de la Fase III de TransMilenio, los cuales se encuentran en etapa preparatoria de juicio.