Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Reuters lunes, 23 de septiembre de 2013

Los abogados del ex capitán acusado por el hundimiento del crucero Costa Concordia pidieron permiso para examinar sus restos en busca de pruebas, una semana después de que los equipos de rescate lo sacasen de las rocas en las que encalló.

La recuperación del Costa Concordia abrió la puerta a una nueva investigación de pruebas por parte de los fiscales y del hombre acusado de causar el accidente, el excapitán Francesco Schettino.

“Ahora es posible realizar una investigación de expertos en busca de pruebas a bordo del Concordia”, dijo Francesco Pepe, que forma parte del equipo legal de Schettino en un juicio que se reanuda en un teatro convertido en la ciudad de Grosseto tras un receso del verano boreal.

Schettino se enfrenta a varios cargos, entre ellos homicidio, causar el hundimiento y abandonar la nave después de que el Concordia, que llevaba a más de 4.000 personas, golpease con un arrecife en la isla de Giglio y volcase causando la muerte de 32 personas el 13 de enero de 2012.

La nave de 290 metros, con un peso de 114.500 toneladas, se mantiene ahora en unas plataformas construidas especialmente frente a la costa de Giglio.

Los robots submarinos retomaron la búsqueda de los cuerpos desaparecidos de dos víctimas, pero antes de que se pueda reflotar el barco, los fiscales quieren examinarla para reunir más pruebas. Los daños en la estructura del Concordia se revelaron cuando fue desencallada la semana pasada, pero llevará meses hasta que el casco sea lo suficientemente estable para poder remolcarlo. Schettino ha admitido que tiene responsabilidad en el accidente como capitán del barco. Pero dice que no es la única persona a la que culpar y quiere que la nave sea examinada en busca de fallos técnicos.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.