Colprensa

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Laura Vita Mesa - lvita@larepublica.com.co viernes, 6 de noviembre de 2020

La plenaria de la Cámara de representante hundió el proyecto de reforma política que, entre otras, buscaba paridad de género

“Se hundió la reforma política en el Congreso” es una frase que se ha repetido en los titulares de prensa varias veces en los últimos años y esta semana volvió a ser así después de que la Cámara de Representantes archivara el proyecto de reforma que estaba en trámite.

Para algunos, esto muestra la incapacidad del Congreso de autorreformarse. Es, por ejemplo, el caso del representante de Cambio Radical José Daniel López, quien era uno de los ponentes del proyecto y al anunciar su hundimiento dijo: “Seguramente hemos sido ingenuos, intentando o pretendiendo que el Congreso se autorreforme, que cambie sus reglas de juego electorales, pero ojalá esto sea un avance en el camino”.

Una de esas reglas de juego que se pretendía modificar tiene que ver con las listas. La propuesta era eliminar el voto preferente, es decir, que las personas votaran por partidos políticos y no por personas, y fortalecer los mecanismos de democracia interna de los partidos para evitar que unos pocos conformaran las listas.

Estas, además, tendrían el esquema de “lista cremallera”, donde se alternan hombres y mujeres en los renglones.

“No podemos avanzar hacia el desarrollo de nuestro país, hacia la equidad, la superación de la pobreza y el crecimiento económico sin garantizar los derechos de más de la mitad de la población, que representamos las mujeres”, anotó la representante conservadora Adriana Magali Matiz, quien lamentó el hundimiento de este punto de la iniciativa, que buscaba impulsar la paridad de género, y recordó que las mujeres representan actualmente 20% del Congreso.

El proyecto, además, proponía la financiación estatal de las campañas políticas, como mecanismo para desincentivar la corrupción y contenía la polémica propuesta del “Senado Regional”, donde se buscaba crear 12 curules en el Senado para dar representación a algunos departamentos que actualmente no la tienen en esa corporación.

Ese, justamente, fue el argumento de algunos representantes para votar en contra de la reforma política. “No apoyaré de ninguna manera que se pretenda aumentar el Congreso. Eso no es responsable, ni serio con el país. Con micos pretendían aumentar burocracia, esos mismos que dicen preocuparse por los recursos del país”, señaló el representante por el Centro Democrático Enrique Cabrales.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.