Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

José David Castilla jueves, 4 de octubre de 2018

Fiscalía le imputó cargos pese a no presentarse en audiencia

El caso del empresario Carlos Mattos se ha convertido en toda una novela judicial. El equipo jurídico del empresario logró suspender la audiencia de imputación de cargos en dos oportunidades, sin embargo, la tercera fue la vencida y la Fiscalía hizo la imputación.

La primera suspensión la hizo de la mano del abogado Jaime Bernal, quién alegó que el empresario sufrió un ataque de depresión que le impidió comparecer ante las autoridades. Amparado en una de las causales contempladas en el procedimiento, el equipo jurídico logró aplazar la primera audiencia de imputación para el 3 de septiembre.

Llegada la fecha para celebrar la audiencia, Mattos logró suspenderla nuevamente debido a que alegó que su abogado defensor, Jaime Bernal, renunció a representarlo durante este proceso. Debido a esto, el juez de control de garantías reprogramó la diligencia para ayer.

Y fue precisamente ayer cuando Mattos envió una carta que fue leída por sus nuevos apoderados, donde cuestionaba las garantías ofrecidas por la Fiscalía dentro del proceso. El empresario alegó que no se le estaba garantizando el derecho al debido proceso y criticó la captura del abogado Alex Vernot. Por estos motivos, decidió ausentarse nuevamente de la audiencia.

La Fiscalía argumentó que se le habían dado todas las garantías para que comparecer a la audiencia. Por una parte, el ente investigador autorizó que el empresario asistiera a las oficinas del consulado colombiano en España para cumplir con la cita en videoconferencia. El empresario solicitó que la diligencia se llevara a cabo en el despacho de sus abogados. Al momento en que inició la transferencia, los abogados defensores leyeron un comunicado, donde el empresario volvía a ausentarse de la diligencia judicial.

Sin embargo, el Juzgado 27 de control de garantías determinó que su ausencia fue injustificada y declaró contumacia. Esto quiere decir que continuó la audiencia, sin contar con la presencia de Mattos.

Gracias a este pronunciamiento, la Fiscalía pudo imputarle al empresario los delitos de cohecho por dar u ofrecer, utilización ilícita de redes de comunicaciones, acceso abusivo a sistema informático y daño informático. El siguiente capítulo del procedimiento será la audiencia de acusación que realice el ente investigador.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.