Colprensa Miércoles, 7 de marzo de 2018

Había sido condenado a tres años y seis meses de prisión.

La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia condenó a tres años y seis meses de prisión al exfiscal Anticorrupción Luis Gustavo Moreno, por direccionar grandes investigaciones de corrupción que llevaba la entidad en contra del exgobernador de Córdoba, Alejandro Lyons, por el robo a las regalías del departamento y por el denominado ‘Cartel de la Hemofilia’.

Sin embargo, esta decisión será sometida a revisión por la misma Corte Suprema, puesto que, según la oficina de prensa del organismo, hubo un “error de cálculo”.

Esto no significa que haya una discusión sobre el sentido de la condena, sino que se va a reexaminar el monto, puesto que al parecer, la rebaja aplicada luego de que el exfiscal aceptara los cargos fue mayor de lo que permite la ley.

Cabe recordar que la condena se dio por los delitos de concusión y utilización indebida de información oficial privilegiada que Moreno aceptó, y que todavía tiene que ser aprobado por la Sala Penal.

En la audiencia de verificación de ese allanamiento a cargos, que se realizó en diciembre pasado, se llegó a un acuerdo entre la Fiscalía y la defensa para que la rebaja de pena de Moreno, que puede ser de 50% o de 33% de la pena, “sea la máxima que la Corte pueda conceder” debido a su colaboración.

Moreno es procesado por haber buscado, a través del abogado Leonardo Luis Pinilla, al exgobernador Lyons Muskus y señalarle que a cambio de dinero utilizaría su cargo para ayudarle a obstruir las investigaciones que contra él se adelantaban.

La Fiscalía señaló que tras conocer el avance de las investigaciones, Rivera y Pinilla se reunieron en un vehículo Toyota entre febrero y marzo de este año, en la que le dio a conocer información confidencial para la elaboración de la estrategia de defensa y le solicitaron $100 millones por la copia de las declaraciones de varios testigos, entre ellos, la de Jesús Henao.

Luego, cuando la Fiscalía encontró méritos para imputar a Lyons por cerca de 20 delitos por el manejo de las regalías, Moreno habría presionado al exgobernador para conseguir el pago de US$100 millones.

“Desde, al menos, el 11 de abril y el 5 de junio de 2017 Moreno entregó a los medios de comunicación información relacionada con Lyons procedente de los casos que se adelantaban contra el señor Henao, que no era de conocimiento público, con la finalidad de presionar el pago”, señaló en esa diligencia el Fiscal Jaime Camacho Flórez.

El fiscal Camacho insistió en que “Moreno conocía las funciones propias del cargo. Abusó de ellas y del cargo conscientemente con voluntad dirigida a exigir dádivas”.