Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa jueves, 12 de septiembre de 2013

El presidente de la República, Juan Manuel Santos, radicó ante la Corte Constitucional una demanda contra el Pacto de Bogotá. Según el Mandatario, esta acción legal pretende comprobar la tesis gubernamental de que el tratado internacional contradice la Constitución colombiana.

“La ley aprobatoria del Pacto de Bogotá incluye dos artículos que violan claramente la constitución. Estos dicen que el país tiene que cambiar los límites automáticamente en virtud de algún fallo de la Corte Internacional de Justicia; mientras que nuestra Constitución señala que la modificación de nuestros límites tiene que surtir un procedimiento”, dijo el Presidente.

El procedimiento al que se refiere el mandatario, es que primero exista un tratado entre los dos países y luego una aprobación por parte del Congreso de la República, “por lo que no pueden aceptarse cambios en nuestros límites automáticamente en virtud de ningún fallo”.

El Gobierno esperará a que la Corte Constitucional se pronuncie sobre la tesis presentada para defender su soberanía y así desvirtuar el pacto de Bogotá suscrito por Colombia en 1948.

Superado el litigio con Ecuador
Santos también aseguró que se ayer se dio una reunión con los agentes de Colombia y Ecuador, junto con el representante de la Corte Internacional de Justicia, para protocolizar la decisión del vecino país de no demandar a Colombia por aspersiones de glifosato en la frontera.

Se debe recordar que este diario dio a conocer hace menos de un mes que este litigio se podría perder con el vecino país ya que la defensa colombiana no se había preparado para proteger los intereses nacionales y que Colombia tendría que pagar una millonaria multa.

“Esta es una buena noticia para la diplomacia, para Colombia y nuestras relaciones con Ecuador y con los vecinos. Entre menos pleitos tengamos serán mejores nuestras relaciones. Todo se puede solucionar a través del diálogo. Agradecí vía telefónica al presidente del Ecuador Rafael Correa por su buena voluntad, porque hoy estamos protocolizando ante la Corte Internacional de Justicia una decisión de los dos países”, puntualizó Santos.

De igual manera el Mandatario, aseguró que espera que Colombia no tenga más pleitos ante ese tribunal internacional. El proceso contra Colombia por aspersiones en la frontera inició en el 2008 cuando Ecuador denunció a Colombia ante la Corte Internacional de Justicia. Según el vecino país las aspersiones con el glifosato causaron daños ambientales y contra la salud de sus habitantes de las provincias que colindan con Colombia.

Para retirar la demanda, el vecino país pidió que si las fumigaciones se realizan a diez kilómetros, o menos, de la línea que divide a ambas naciones, las autoridades Colombianas se comuniquen con las del Ecuador.

Así mismo, el acuerdo recalca que los aviones no podrán, en los 10 kilómetros antes de la frontera, fumigar a más de los 40 metros de altura. Ya que el daño a ese nivel de altura perjudica la salubridad y los cultivos de sus habitantes.

A su turno, la Cancillería colombiana informó que “el Acuerdo contempla que Colombia entregará a Ecuador una contribución económica, la cual estará orientada a fomentar el desarrollo social y económico de las áreas de frontera, priorizada por los presidentes de ambas naciones Juan Manuel Santos y Rafael Correa en el gabinete binacional, que se realizó el pasado 11 de diciembre en la ciudad de Tulcán, Ecuador”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.